/ jueves 19 de septiembre de 2019

Disruptores | Grillo: el sismo de un industria

El dispositivo de la empresa cuesta menos de 1 por ciento en comparación con los aparatos del Sistema de Alerta Sísmica Mexicano, lo que permite llevarlo a los rincones más apartados del país, aseguran sus directivos

Todo cambió luego del sismo de hace dos años. El 19 de septiembre de 2017 dejó claro que México nunca dejará de vivir a la sombra de sus movimientos telúricos y que estos siguen cobrando vidas, a pesar de las lecciones aprendidas.

Pero también destapó un sector que en México lleva años sin mayores innovaciones. La industria de alertas sismológicas en México es un monopolio que ha limitado el desarrollo de nuevas tecnologías que mejoren su alcance y precisión.

Grillo, un nuevo tipo de empresa según sus fundadores, tiene el ambicioso objetivo de cambiar esto, y brindar a México el mejor servicio pre y post sismo que la tecnología de hoy puede hacer posible.

“Lo que hacemos es que desarrollamos tecnología que nos ayuda a aumentar la resiliencia en países donde tiembla todos los días.

“Aunque se hace desde hace muchos años, nunca se había hecho de la manera en que lo estamos haciendo”, explican sus directivos, Andrés Meira, Luis Rodríguez y Michael Allman.

Las líneas de negocios de Grillo enfocadas en el mercado de la prevención y evaluación de sismos se bifurcan en tres ramas.

La primera y más emblemática es la comercialización de sus propios dispositivos de alerta sísmica que avisan a los usuarios de un sismo y que utilizan toda una red propia de sensores desplegados en los epicentros mexicanos.

El usuario coloca el dispositivo en su casa o lo lleva consigo, que es una cajita que cabe en el bolsillo, y listo, está conectado a la red de alertas de Grillo.

El principal diferenciador de este sistema respecto a la alerta sísmica oficial en México, es que estima cómo será el movimiento y qué intensidad sentirá cada usuario dependiendo su ubicación, o si sentirá el temblor del todo.

Foto: Roberto Hernández

Esto elimina las falsas alarmas que en meses recientes han generado miedo y desconcierto en la Ciudad de México, en las que los ciudadanos son alertados de un sismo y éste termina por no sentirse.

Según los directivos, esto presenta una profunda diferencia en calidad y precio respecto a las opciones actuales en el mercado.

El costo del dispositivo de Grillo es menor a uno por ciento de lo que se paga por Sasmex, que puede llegar hasta 40 mil pesos en su venta al público o negocios, o el de la empresa, SkyAlert.

“Lo que hacemos es que llevamos la tecnología a la gente que regularmente no la tenía por cuestiones de costo.

"Nuestros equipos son de bajo costo pero de alta calidad. Con esto logramos hacer que los sistemas puedan ser la aplicados en diferentes regiones sísmicas y que la tecnología y las metodologías sean adaptables a diferentes regiones del mundo", añaden.

UN MONOPOLIO

La disrupción de Grillo en el negocio de alertas tempranas representa la apertura de un mercado que durante 30 años estuvo cerrado en México.

Desde 1989 se inició el desarrollo del Sistema de Alerta Sísmica de la Ciudad de México (SAS), posteriormente llamado Sasmex, a cargo del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico, A.C. (CIRES), una asociación civil no lucrativa que comenzó el despliegue de sensores en las costas de Guerrero, luego del temblor de septiembre de 1985.

El sistema Sasmex se basa en el financiamiento público y se considera la alerta oficial de México a pesar de no llegar a todo el territorio nacional. Al mismo tiempo genera ingresos con la venta de sus dispositivos de alarma con us costo elevado.

Aunque reconocen lo importante e innovadora que resultó esta red para la historia de la sismología en México, según los directivos de Grillo este esquema ha limitado la innovación y la proliferación de nuevas ofertas en el mercado de alertas tempranas.

Por su bajo costo y tecnología basada en la red celular, Grillo tiene la posibilidad de llegar a comunidades donde el Sasmex no puede, debido al costo que implica la instalación de antenas que lleven su alerta a espacios alejados.

Muchas de esas comunidades que están en Chiapas, Oaxaca y Guerrero, pobres y alejadas, son epicentro de los temblores que afectan a la Ciudad de México, y también las que más los sufren.

“El sistema de alertas conocido por el público no es sostenible. Han dejado descubiertas a poblaciones durante décadas. No es sostenible si estás coartando el derecho del resto de la población de México a que tenga esta herramienta.

"Tuvimos oportunidad de ir a visitar Juchitán (en septiembre de 2017) y tú veías el camino de escombros para llegar al pueblo. El 34 por ciento de todas las edificaciones se cayeron. Le pegas a todas estas comunidades que no tienen alertas porque es muy caro llevarlas".

Aparejado a este sistema, en la segunda parte de su modelo, Grillo comercializa e instala un escudo de sensores en la estructura de un inmueble. Con esto, Grillo le provee información al usuario sobre la salud estructural luego de un sismo.

A diferencia de las inspecciones visuales de los voluntarios a los edificios afectados hace dos años luego del sismo, Grillo puede saber a ciencia cierta qué tan dañado está un inmueble, en tiempo real.

“Hay un mercado no explorado de la detección de daño estructural. La estimación en parámetros que te ayuden a saber si el inmueble está dañado o no es nueva. La Torre Mayor tiene varios sensores pero son carísimos, entonces ¿qué pasa con el edificio del Infonavit? Tradicionalmente los ingenieros no aplican estos métodos porque son muy caros. Nosotros podemos llegar a estas empresas"

Foto: Roberto Hernández

Como tercera parte de su modelo de negocios, Grillo comercializa toda la información que su red sismológica genera a los gobiernos y las aseguradoras, ayudándolas en la generación de sus atlas de riesgos.

“Cada vez que tiembla las aseguradoras o los gobiernos estiman de forma rápida el impacto en los primeros minutos: la población afectada, los servicios que pudieron haber sido afectados, el costo para rehabilitar y todo tiene una incertidumbre muy alta.

“Nosotros no vamos a crear un modelo, vamos a medir realmente el impacto, y realmente saber cuál fue la parte más afectada con información real. Necesitamos llegar a ese momento en México en que tomemos decisiones con información, porque al momento las tomamos con una inspección visual del terreno”.

El mercado de las Alertas tempranas para Grillo es uno de los posibles grandes dividendos, pues según datos oficiales en México, en promedio, cada día se registran 71 temblores con una magnitud promedio de 3.6 grados. Todas las empresas (disruptivas actuales) nacieron con tecnología de nube, nuevos procesadores, algo ritmos o nuevos estudios de datos, nosotros también estamos cambiando la manera en que se entiende la sismología con esas tecnologías".

SISMOS Y DATA

Grillo es la creación del arquitecto estadounidense Andrés Meira, luego de viajar a Haití para el desarrollo de vivienda nueva tras la destrucción dejada por el mega- sismo de 2010.

“Antes de 2010, nunca había visto la destrucción causada por un terremoto y mucho menos había sentido temblar el suelo.

“Fui el primer huésped en regresar al Hotel Montana en Puerto Príncipe (capital de Haití), donde semanas antes habían muerto 90 personas.

“El año en que me instalé en México hubo varios terremotos. Cada uno de estos causó grietas en las paredes de nuestro apartamento y rompió las ventanas. Cuando llegué, escuché que el gobierno mexicano tenía uno de los pocos sistemas de alerta temprana de terremotos en el mundo, llamado Sasmex, pero desafortunadamente, la alerta sólo estaba disponible para algunas escuelas y edificios gubernamentales”.

Fue así que Andrés se encargó del desarrollo de un prototipo de alarma que permitía a los ciudadanos recibir la alerta del Sasmex en sus hogares, sin necesidad de tener una bocina gubernamental cerca. El proyecto dio pie al nacimiento de Grillo y recibió financiamiento por parte del fondo de inversión 500 Startups.

“A la gente le gustaba mucho, porque les avisaba a pesar de no escuchar la alar- ma de la calle, pero tenía las mismas limitaciones. Se vendió bien, pero no lo suficiente”, mencionó.

Luego del temblor de hace dos años, la organización sin fines de lucro USAID le brindó a Grillo financiamiento para generar una alerta independiente, con sus propios sensores desplegados en la costa mexicana, y que fue el origen de su nuevo sistema de alarmas, independiente a la red del Sasmex.

En alianza con Fundación Axa, Grillo ha llevado sus dispositivos a comunidades marginadas en Oaxaca y Morelos y protege ya a más de cinco mil personas que de otra manera no tendrían aviso temprano contra sismos.

Según Grillo, es la única startup del mundo con este perfil: con un modelo financiero sustentable para el largo aliento basado en la sismología, pero también con un carácter social que incluye la preocupación por las personas.

“No solamente vemos lo comercial. Lo que nosotros realmente somos es un nuevo tipo de empresa que es una empresa social. El modelo viejo era que tú eras una asociación civil y si tú quieres ayudar siempre estás pidiendo dinero.

“El nuevo modelo en el mundo de la filantropía, que es mucho mucho más atractivo, es que tienes que validar el producto con un mercado y si eso pasa, hay una demanda que te ayuda a sostener las actividades sociales que generan ese impacto.

“El punto es que si tú no tienes un mercado que te está ayudando, siempre estás buscando el dinero de alguien y nosotros tenemos ese balance de comercializar lo que hacemos, pero el objetivo final de eso es proveer la mejor alerta sísmica en México”, concluye.


Escucha aquí el podcast ⬇



Apple Podcast

Google Podcast

ABC Radio

Todo cambió luego del sismo de hace dos años. El 19 de septiembre de 2017 dejó claro que México nunca dejará de vivir a la sombra de sus movimientos telúricos y que estos siguen cobrando vidas, a pesar de las lecciones aprendidas.

Pero también destapó un sector que en México lleva años sin mayores innovaciones. La industria de alertas sismológicas en México es un monopolio que ha limitado el desarrollo de nuevas tecnologías que mejoren su alcance y precisión.

Grillo, un nuevo tipo de empresa según sus fundadores, tiene el ambicioso objetivo de cambiar esto, y brindar a México el mejor servicio pre y post sismo que la tecnología de hoy puede hacer posible.

“Lo que hacemos es que desarrollamos tecnología que nos ayuda a aumentar la resiliencia en países donde tiembla todos los días.

“Aunque se hace desde hace muchos años, nunca se había hecho de la manera en que lo estamos haciendo”, explican sus directivos, Andrés Meira, Luis Rodríguez y Michael Allman.

Las líneas de negocios de Grillo enfocadas en el mercado de la prevención y evaluación de sismos se bifurcan en tres ramas.

La primera y más emblemática es la comercialización de sus propios dispositivos de alerta sísmica que avisan a los usuarios de un sismo y que utilizan toda una red propia de sensores desplegados en los epicentros mexicanos.

El usuario coloca el dispositivo en su casa o lo lleva consigo, que es una cajita que cabe en el bolsillo, y listo, está conectado a la red de alertas de Grillo.

El principal diferenciador de este sistema respecto a la alerta sísmica oficial en México, es que estima cómo será el movimiento y qué intensidad sentirá cada usuario dependiendo su ubicación, o si sentirá el temblor del todo.

Foto: Roberto Hernández

Esto elimina las falsas alarmas que en meses recientes han generado miedo y desconcierto en la Ciudad de México, en las que los ciudadanos son alertados de un sismo y éste termina por no sentirse.

Según los directivos, esto presenta una profunda diferencia en calidad y precio respecto a las opciones actuales en el mercado.

El costo del dispositivo de Grillo es menor a uno por ciento de lo que se paga por Sasmex, que puede llegar hasta 40 mil pesos en su venta al público o negocios, o el de la empresa, SkyAlert.

“Lo que hacemos es que llevamos la tecnología a la gente que regularmente no la tenía por cuestiones de costo.

"Nuestros equipos son de bajo costo pero de alta calidad. Con esto logramos hacer que los sistemas puedan ser la aplicados en diferentes regiones sísmicas y que la tecnología y las metodologías sean adaptables a diferentes regiones del mundo", añaden.

UN MONOPOLIO

La disrupción de Grillo en el negocio de alertas tempranas representa la apertura de un mercado que durante 30 años estuvo cerrado en México.

Desde 1989 se inició el desarrollo del Sistema de Alerta Sísmica de la Ciudad de México (SAS), posteriormente llamado Sasmex, a cargo del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico, A.C. (CIRES), una asociación civil no lucrativa que comenzó el despliegue de sensores en las costas de Guerrero, luego del temblor de septiembre de 1985.

El sistema Sasmex se basa en el financiamiento público y se considera la alerta oficial de México a pesar de no llegar a todo el territorio nacional. Al mismo tiempo genera ingresos con la venta de sus dispositivos de alarma con us costo elevado.

Aunque reconocen lo importante e innovadora que resultó esta red para la historia de la sismología en México, según los directivos de Grillo este esquema ha limitado la innovación y la proliferación de nuevas ofertas en el mercado de alertas tempranas.

Por su bajo costo y tecnología basada en la red celular, Grillo tiene la posibilidad de llegar a comunidades donde el Sasmex no puede, debido al costo que implica la instalación de antenas que lleven su alerta a espacios alejados.

Muchas de esas comunidades que están en Chiapas, Oaxaca y Guerrero, pobres y alejadas, son epicentro de los temblores que afectan a la Ciudad de México, y también las que más los sufren.

“El sistema de alertas conocido por el público no es sostenible. Han dejado descubiertas a poblaciones durante décadas. No es sostenible si estás coartando el derecho del resto de la población de México a que tenga esta herramienta.

"Tuvimos oportunidad de ir a visitar Juchitán (en septiembre de 2017) y tú veías el camino de escombros para llegar al pueblo. El 34 por ciento de todas las edificaciones se cayeron. Le pegas a todas estas comunidades que no tienen alertas porque es muy caro llevarlas".

Aparejado a este sistema, en la segunda parte de su modelo, Grillo comercializa e instala un escudo de sensores en la estructura de un inmueble. Con esto, Grillo le provee información al usuario sobre la salud estructural luego de un sismo.

A diferencia de las inspecciones visuales de los voluntarios a los edificios afectados hace dos años luego del sismo, Grillo puede saber a ciencia cierta qué tan dañado está un inmueble, en tiempo real.

“Hay un mercado no explorado de la detección de daño estructural. La estimación en parámetros que te ayuden a saber si el inmueble está dañado o no es nueva. La Torre Mayor tiene varios sensores pero son carísimos, entonces ¿qué pasa con el edificio del Infonavit? Tradicionalmente los ingenieros no aplican estos métodos porque son muy caros. Nosotros podemos llegar a estas empresas"

Foto: Roberto Hernández

Como tercera parte de su modelo de negocios, Grillo comercializa toda la información que su red sismológica genera a los gobiernos y las aseguradoras, ayudándolas en la generación de sus atlas de riesgos.

“Cada vez que tiembla las aseguradoras o los gobiernos estiman de forma rápida el impacto en los primeros minutos: la población afectada, los servicios que pudieron haber sido afectados, el costo para rehabilitar y todo tiene una incertidumbre muy alta.

“Nosotros no vamos a crear un modelo, vamos a medir realmente el impacto, y realmente saber cuál fue la parte más afectada con información real. Necesitamos llegar a ese momento en México en que tomemos decisiones con información, porque al momento las tomamos con una inspección visual del terreno”.

El mercado de las Alertas tempranas para Grillo es uno de los posibles grandes dividendos, pues según datos oficiales en México, en promedio, cada día se registran 71 temblores con una magnitud promedio de 3.6 grados. Todas las empresas (disruptivas actuales) nacieron con tecnología de nube, nuevos procesadores, algo ritmos o nuevos estudios de datos, nosotros también estamos cambiando la manera en que se entiende la sismología con esas tecnologías".

SISMOS Y DATA

Grillo es la creación del arquitecto estadounidense Andrés Meira, luego de viajar a Haití para el desarrollo de vivienda nueva tras la destrucción dejada por el mega- sismo de 2010.

“Antes de 2010, nunca había visto la destrucción causada por un terremoto y mucho menos había sentido temblar el suelo.

“Fui el primer huésped en regresar al Hotel Montana en Puerto Príncipe (capital de Haití), donde semanas antes habían muerto 90 personas.

“El año en que me instalé en México hubo varios terremotos. Cada uno de estos causó grietas en las paredes de nuestro apartamento y rompió las ventanas. Cuando llegué, escuché que el gobierno mexicano tenía uno de los pocos sistemas de alerta temprana de terremotos en el mundo, llamado Sasmex, pero desafortunadamente, la alerta sólo estaba disponible para algunas escuelas y edificios gubernamentales”.

Fue así que Andrés se encargó del desarrollo de un prototipo de alarma que permitía a los ciudadanos recibir la alerta del Sasmex en sus hogares, sin necesidad de tener una bocina gubernamental cerca. El proyecto dio pie al nacimiento de Grillo y recibió financiamiento por parte del fondo de inversión 500 Startups.

“A la gente le gustaba mucho, porque les avisaba a pesar de no escuchar la alar- ma de la calle, pero tenía las mismas limitaciones. Se vendió bien, pero no lo suficiente”, mencionó.

Luego del temblor de hace dos años, la organización sin fines de lucro USAID le brindó a Grillo financiamiento para generar una alerta independiente, con sus propios sensores desplegados en la costa mexicana, y que fue el origen de su nuevo sistema de alarmas, independiente a la red del Sasmex.

En alianza con Fundación Axa, Grillo ha llevado sus dispositivos a comunidades marginadas en Oaxaca y Morelos y protege ya a más de cinco mil personas que de otra manera no tendrían aviso temprano contra sismos.

Según Grillo, es la única startup del mundo con este perfil: con un modelo financiero sustentable para el largo aliento basado en la sismología, pero también con un carácter social que incluye la preocupación por las personas.

“No solamente vemos lo comercial. Lo que nosotros realmente somos es un nuevo tipo de empresa que es una empresa social. El modelo viejo era que tú eras una asociación civil y si tú quieres ayudar siempre estás pidiendo dinero.

“El nuevo modelo en el mundo de la filantropía, que es mucho mucho más atractivo, es que tienes que validar el producto con un mercado y si eso pasa, hay una demanda que te ayuda a sostener las actividades sociales que generan ese impacto.

“El punto es que si tú no tienes un mercado que te está ayudando, siempre estás buscando el dinero de alguien y nosotros tenemos ese balance de comercializar lo que hacemos, pero el objetivo final de eso es proveer la mejor alerta sísmica en México”, concluye.


Escucha aquí el podcast ⬇



Apple Podcast

Google Podcast

ABC Radio

Sociedad

EU emite alerta máxima para no viajar a México ante repunte de Covid-19

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos recomendaron a los estadounidenses no viajar a México debido al incremento de casos de coronavirus en este país

Sociedad

Termina marcha de mujeres en Zócalo; feministas queman casas de FRENAAA

Tras la quema, los grupos comenzaron a retirase para finalizar la manifestación

Finanzas

Pide Landau a México sumarse a iniciativa contra tecnología china

Con la iniciativa Red Limpia, la Casa Blanca busca que otros países usen solo proveedores fiables en la red 5G, y no de empresas como Huawei o ZTE

Finanzas

Por primera vez, Guanajuato presenta el Paquete Fiscal con un portal ciudadano de datos abiertos

De la mano de la GIFT, el portal de presupuesto abierto Guanajuato, se diseña y construye desde una visión centrada en las personas y presenta los datos abiertos del presupuesto y su ejercicio

Automotriz

Chevrolet prepara la llegada de Captiva a nuestro país en 2021

Este vehículo de 5 o 7 pasajeros complementará el portafolio de los SUV de la marca

Turismo

Paseos florales: Aquí puedes conseguir tus nochebuenas en la CdMx

La planta se convirtió en un símbolo de la temporada navideña desde el siglo XVII

CDMX

Ateneas nunca lanzó gas para dispersar marcha feminista: SSC

La Secretaría de Seguridad Ciudadana aseguró que el personal femenino no portó gas de ningún tipo

Exposiciones

Agenda: Actividades qué hacer del 25 al 29 de noviembre

¡Hola, diciembre! dile adiós al onceavo mes del 2020 con estas sugerencias

Futbol

"Fue la mano de Dios", aquí las mejores frases de Maradona

A la leyenda del futbol le gustaba sorprender a sus interlocutores con sus ocurrencias