/ lunes 17 de mayo de 2021

Evolución | Bancos dominan servicios digitales

A través de sus aplicaciones móviles, este sector lidera la prestación de servicios financieros por internet

La contratación de servicios por internet o aplicaciones móviles es cada vez más común, pero no son las fintech las que lideran este sector, sino los bancos tradicionales, que han acaparado, a través de sus aplicaciones móviles los servicios financieros por internet.

De acuerdo con un estudio de AppsFlyer, empresa especializada en análisis de datos, en los países de habla hispana, sólo cuatro por ciento de las descargas del sector financiero pertenecieron a las fintech o los bancos digitales. El resto se concentró en los jugadores de siempre, la banca tradicional.

Hernán Burak, Regional Manager para Spanish LATAM de AppsFlyer, dijo en entrevista con El Sol de México, que a pesar del crecimiento en el uso de las finanzas a través del celular, los bancos tradicionales son los que tienen la mayor penetración del mercado en México, debido a su infraestructura existente, es decir, las sucursales físicas que tienen en el país, así como a la capacidad que tienen para publicitarse en diferentes medios.

Según el estudio de la compañía, México se colocó como el séptimo país con mayor crecimiento en descargas de aplicaciones móviles de finanzas, superando a Brasil, el mercado más grande de América Latian.

Sin embargo esto no ha sido suficiente para mejorar la inclusión financiera, pues de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en México 54 millones de 127 millones de personas poseen algún instrumento financiero, pero sólo 22 por ciento utiliza servicios por medio de un smartphone.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la inclusión financiera es un facilitador de siete de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, entre los que se encuentran fin de la pobreza, trabajo decente y crecimiento, hambre cero, reducción de las desigualdades y salud y bienestar.

Foto: Reuters

“Un sector financiero que no prioriza la inclusión financiera no puede distribuir los beneficios del crecimiento económico a todos los niveles de la sociedad”, señala el documento Fintech: ¿Cómo llevar soluciones de inclusión financiera a toda América Latina y el Caribe?, elaborado por el BID.

En este contexto, la demanda de aplicaciones de finanzas se ha disparado en los últimos dos años. Del primer trimestre de 2019 al primer trimestre de 2021, se produjo un salto de 132 por ciento en las descargas a nivel mundial, una tendencia de crecimiento que también se observa en la tasa media de instalación por aplicación, detalla el análisis de AppsFlyer.

El sector financiero tradicional, compuesto por 51 bancos de diferentes tamaños, logró duplicar su presencia en el sector digital en menos de un año.

En marzo pasado, Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico), señaló que los pagos menores a ocho mil pesos a través de operaciones en línea aumentaron 90.2 por ciento en 2020, hasta alcanzar 855 millones de operaciones.

El Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) tuvo una disponibilidad de 99.99 por ciento durante el año pasado, lo que permitió mantener la actividad económica pese al distanciamiento social, añadió el gobernador del Banxico.

“Estos sistemas de pago han sido una herramienta clave para mitigar los efectos de la pandemia y evitar una paralización mayor en muchas actividades económicas. Además, fue especialmente útil en las transacciones de las pequeñas y medianas empresas y los hogares”, aseguró.

La tecnología, dijo, ha posibilitado que a pesar de la pandemia, muchas de las personas sigan realizando sus operaciones de manera remota y segura; sin embargo, quien no dispone de dichos medios remotos ha enfrentado restricciones y riesgos importantes en sus actividades.

En este contexto, aseguró que promover los pagos digitales es un verdadero “imperativo” para todas las autoridades financieras.

Recordó que en el país está disponible el Cobro Digital (CoDi) que utiliza los códigos QR para permitir que cualquier persona que tenga una cuenta bancaria y un teléfono inteligente pueda hacer pagos electrónicos en cualquier momento, de manera gratuita y con los más altos estándares de seguridad.

“El reto es que la banca oriente sus esfuerzos a un mayor uso de las redes de pago que ofrecen los mayores beneficios para sus usuarios y que también puedan tener un impacto decisivo en la inclusión financiera, y llegar a más de 40 millones de mexicanos que tienen un teléfono inteligente y no cuentan con servicios bancarios”, concluyó.

Foto: Reuters

LA BATALLA DE LAS FINTECH

Las financieras tecnológicas en el país están empezando a ganar terreno, pero su presencia en el mercado es relativamente pequeña, incluso cuando una compañía mexicana del sector, recientemente alcanzó la categoría de “unicornio”.

De acuerdo con Modesto Gutiérrez presidente y fundador de Miio, el primer telcobank de América Latina, estas compañías nacen con el propósito de generar inclusión financiera, para cerrar esa brecha que la banca tradicional no ha podido hacer por sí sola.

A nivel regional, sólo 51 por ciento de las familias de América Latina y el Caribe tienen una cuenta en una institución financiera formal, según el último estudio del Global Findex.

“Los mayores y mejores productos que se generan anualmente siguen siendo para el mismo grupo de la población que tiene acceso a estos servicios, es por ello que por parte de las instituciones bancarias no hay un cambio significativo de su participación al respecto de la inclusión financiera”, añade Gutiérrez.

Señala que la inclusión financiera es relevante para generar impacto en la sociedad “porque empodera, da autoestima al usuario y empareja el terreno de juego en una América Latina que tiene muchas desigualdades y donde parece que un grupo tiene más oportunidades que otro”.

“Las fintech se han revelado útiles para detectar nichos de mercado y para bancarizar individuos, así como pequeñas empresas que estaban fuera del radar de otras instituciones”, señala un estudio de la consultora KPMG.

El avance digital ha significado un salto gigantesco en el sector, propiciando un terreno más competido, dice por su parte, Marcelo de Fuentes, CEO de Fundary, institución de tecnología financiera basada en el modelo de fondeo colectivo para empresas.

Añade que la banca tradicional ya incluye operaciones electrónicas para convivir con la realidad actual, las empresas del sector fintech son las que están trazando la nueva era para los modelos de hacer transacciones, dando mayor valor al dinero de muchos usuarios al alcance de una computadora o un smartphone.

“Las fintech constituyen la base de la digitalización económica. Gracias a este concepto, todos los participantes del universo financiero se han incorporado al mundo virtual, volviéndose más sencillos de entender y más fáciles de alcanzar para mucha gente, logrando así una democratización sin precedentes. Bancos, aplicaciones, empresas digitales de fondeo, crédito y financiamiento han sabido aprovechar tecnología disruptiva como inteligencia artificial, Internet de las cosas o big data, cambiando las sucursales tradicionales por productos y servicios financieros digitales que propicien una mayor productividad y un mejor aprovechamiento del tiempo y el recurso”, señala.

Otro reto que enfrentan las fintech es el retraso en la certificación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, un proceso legal que debió concluir en 2020, pero que la pandemia retrasó el proceso de aprobación hasta este año a lo que se sumó la falta de presupuesto.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) recomendó a la CNBV y la Secretaría de Hacienda endurecer las medidas para aplicar la Ley Fintech, así como contar con un presupuesto para su implementación o un mayor análisis de riesgos.

Foto: Reuters

En una auditoría de desempeño realizada a la CNBV, que dirige Juan Pablo Graff, la ASF sugirió la creación de un plan interinstitucional intercambiar información entre dependencias y organismos, como las comisiones nacionales para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios (Condusef) o la del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), a fin de contar con los datos necesarios para prevenir el lavado de dinero o aprovechar la tecnología que ofrecen las fintech.

La idea es que dicho proyecto esté vinculado al Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo 2020-2024 e incluya objetivos relacionados que permitan cumplir en su totalidad la Ley Fintech, creada en México en 2018.

El propósito de esta ley es regular los servicios financieros que prestan las fintech, las instituciones de financiamiento colectivo o las de fondos de pago electrónico. También busca supervisar su organización, operación y funcionamiento, al igual que los productos que surjan de ellas y el uso de activos virtuales o criptomonedas, siempre y cuando estén autorizadas por el Banco de México (Banxico).

Para el desarrollo y aplicación de esta legislación, según el órgano fiscalizador, la SHCP declaró que no contó con los estudios o información pertinente para evaluar a las fintech existentes en el país y, a la fecha, tampoco tiene calculados los daños al sistema financiero mexicano por la ausencia de esta regulación.

“Si bien la SHCP indicó que no contó con datos estadísticos oficiales, la ASF identificó que tanto autoridades internacionales como nacionales registraron información referente al sector de las tecnologías financieras, en los cuales la secretaría se pudo basar para cuantificar el fenómeno problemático antes descrito”, destacó el reporte.

Muestra de ello fue que, en 2018, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dijo que México contó con 23 por ciento de los nuevos emprendimientos relevantes en América Latina relacionados con las tecnologías financieras.

A su vez, el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) señaló que, en 2017, el sector fintech en el país participó con mil 284 millones de dólares en el Producto Interno Bruto (PIB) y al menos tres de cada 10 mexicanos hicieron pagos digitales, según los informes de la ASF.

Después de las revisiones hechas por la ASF, Hacienda aseguró que prevé integrar un diagnóstico para solicitar recursos públicos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, con el fin de dar cumplimiento a la Ley Fintech.

Lo anterior, como consecuencia de que la SHCP, CNBV, Condusef, Consar y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) no realizaron asignaciones presupuestarias específicas para el cumplimiento de sus obligaciones señaladas en dicha legislación.

“Estas autoridades señalaron que no realizaron una evaluación mediante la cual determinaron la posibilidad de establecer un programa presupuestario específico, debido a que los programas con los que cuentan ya establecen la regulación o supervisión, según corresponda, de las entidades financieras del sistema financiero”, agregó la ASF.

Actualmente en México el valor anual de las operaciones fintech es de 68 mil 409 millones de pesos, lo que equivale a casi tres mil 60 millones de dólares, con 4.7 millones de usuarios y una maduración del ecosistema del 48 por ciento, según el Termómetro Fintech elaborado por el banco Santander, Finnovista y Google.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

La contratación de servicios por internet o aplicaciones móviles es cada vez más común, pero no son las fintech las que lideran este sector, sino los bancos tradicionales, que han acaparado, a través de sus aplicaciones móviles los servicios financieros por internet.

De acuerdo con un estudio de AppsFlyer, empresa especializada en análisis de datos, en los países de habla hispana, sólo cuatro por ciento de las descargas del sector financiero pertenecieron a las fintech o los bancos digitales. El resto se concentró en los jugadores de siempre, la banca tradicional.

Hernán Burak, Regional Manager para Spanish LATAM de AppsFlyer, dijo en entrevista con El Sol de México, que a pesar del crecimiento en el uso de las finanzas a través del celular, los bancos tradicionales son los que tienen la mayor penetración del mercado en México, debido a su infraestructura existente, es decir, las sucursales físicas que tienen en el país, así como a la capacidad que tienen para publicitarse en diferentes medios.

Según el estudio de la compañía, México se colocó como el séptimo país con mayor crecimiento en descargas de aplicaciones móviles de finanzas, superando a Brasil, el mercado más grande de América Latian.

Sin embargo esto no ha sido suficiente para mejorar la inclusión financiera, pues de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en México 54 millones de 127 millones de personas poseen algún instrumento financiero, pero sólo 22 por ciento utiliza servicios por medio de un smartphone.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la inclusión financiera es un facilitador de siete de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, entre los que se encuentran fin de la pobreza, trabajo decente y crecimiento, hambre cero, reducción de las desigualdades y salud y bienestar.

Foto: Reuters

“Un sector financiero que no prioriza la inclusión financiera no puede distribuir los beneficios del crecimiento económico a todos los niveles de la sociedad”, señala el documento Fintech: ¿Cómo llevar soluciones de inclusión financiera a toda América Latina y el Caribe?, elaborado por el BID.

En este contexto, la demanda de aplicaciones de finanzas se ha disparado en los últimos dos años. Del primer trimestre de 2019 al primer trimestre de 2021, se produjo un salto de 132 por ciento en las descargas a nivel mundial, una tendencia de crecimiento que también se observa en la tasa media de instalación por aplicación, detalla el análisis de AppsFlyer.

El sector financiero tradicional, compuesto por 51 bancos de diferentes tamaños, logró duplicar su presencia en el sector digital en menos de un año.

En marzo pasado, Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico), señaló que los pagos menores a ocho mil pesos a través de operaciones en línea aumentaron 90.2 por ciento en 2020, hasta alcanzar 855 millones de operaciones.

El Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) tuvo una disponibilidad de 99.99 por ciento durante el año pasado, lo que permitió mantener la actividad económica pese al distanciamiento social, añadió el gobernador del Banxico.

“Estos sistemas de pago han sido una herramienta clave para mitigar los efectos de la pandemia y evitar una paralización mayor en muchas actividades económicas. Además, fue especialmente útil en las transacciones de las pequeñas y medianas empresas y los hogares”, aseguró.

La tecnología, dijo, ha posibilitado que a pesar de la pandemia, muchas de las personas sigan realizando sus operaciones de manera remota y segura; sin embargo, quien no dispone de dichos medios remotos ha enfrentado restricciones y riesgos importantes en sus actividades.

En este contexto, aseguró que promover los pagos digitales es un verdadero “imperativo” para todas las autoridades financieras.

Recordó que en el país está disponible el Cobro Digital (CoDi) que utiliza los códigos QR para permitir que cualquier persona que tenga una cuenta bancaria y un teléfono inteligente pueda hacer pagos electrónicos en cualquier momento, de manera gratuita y con los más altos estándares de seguridad.

“El reto es que la banca oriente sus esfuerzos a un mayor uso de las redes de pago que ofrecen los mayores beneficios para sus usuarios y que también puedan tener un impacto decisivo en la inclusión financiera, y llegar a más de 40 millones de mexicanos que tienen un teléfono inteligente y no cuentan con servicios bancarios”, concluyó.

Foto: Reuters

LA BATALLA DE LAS FINTECH

Las financieras tecnológicas en el país están empezando a ganar terreno, pero su presencia en el mercado es relativamente pequeña, incluso cuando una compañía mexicana del sector, recientemente alcanzó la categoría de “unicornio”.

De acuerdo con Modesto Gutiérrez presidente y fundador de Miio, el primer telcobank de América Latina, estas compañías nacen con el propósito de generar inclusión financiera, para cerrar esa brecha que la banca tradicional no ha podido hacer por sí sola.

A nivel regional, sólo 51 por ciento de las familias de América Latina y el Caribe tienen una cuenta en una institución financiera formal, según el último estudio del Global Findex.

“Los mayores y mejores productos que se generan anualmente siguen siendo para el mismo grupo de la población que tiene acceso a estos servicios, es por ello que por parte de las instituciones bancarias no hay un cambio significativo de su participación al respecto de la inclusión financiera”, añade Gutiérrez.

Señala que la inclusión financiera es relevante para generar impacto en la sociedad “porque empodera, da autoestima al usuario y empareja el terreno de juego en una América Latina que tiene muchas desigualdades y donde parece que un grupo tiene más oportunidades que otro”.

“Las fintech se han revelado útiles para detectar nichos de mercado y para bancarizar individuos, así como pequeñas empresas que estaban fuera del radar de otras instituciones”, señala un estudio de la consultora KPMG.

El avance digital ha significado un salto gigantesco en el sector, propiciando un terreno más competido, dice por su parte, Marcelo de Fuentes, CEO de Fundary, institución de tecnología financiera basada en el modelo de fondeo colectivo para empresas.

Añade que la banca tradicional ya incluye operaciones electrónicas para convivir con la realidad actual, las empresas del sector fintech son las que están trazando la nueva era para los modelos de hacer transacciones, dando mayor valor al dinero de muchos usuarios al alcance de una computadora o un smartphone.

“Las fintech constituyen la base de la digitalización económica. Gracias a este concepto, todos los participantes del universo financiero se han incorporado al mundo virtual, volviéndose más sencillos de entender y más fáciles de alcanzar para mucha gente, logrando así una democratización sin precedentes. Bancos, aplicaciones, empresas digitales de fondeo, crédito y financiamiento han sabido aprovechar tecnología disruptiva como inteligencia artificial, Internet de las cosas o big data, cambiando las sucursales tradicionales por productos y servicios financieros digitales que propicien una mayor productividad y un mejor aprovechamiento del tiempo y el recurso”, señala.

Otro reto que enfrentan las fintech es el retraso en la certificación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, un proceso legal que debió concluir en 2020, pero que la pandemia retrasó el proceso de aprobación hasta este año a lo que se sumó la falta de presupuesto.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) recomendó a la CNBV y la Secretaría de Hacienda endurecer las medidas para aplicar la Ley Fintech, así como contar con un presupuesto para su implementación o un mayor análisis de riesgos.

Foto: Reuters

En una auditoría de desempeño realizada a la CNBV, que dirige Juan Pablo Graff, la ASF sugirió la creación de un plan interinstitucional intercambiar información entre dependencias y organismos, como las comisiones nacionales para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios (Condusef) o la del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), a fin de contar con los datos necesarios para prevenir el lavado de dinero o aprovechar la tecnología que ofrecen las fintech.

La idea es que dicho proyecto esté vinculado al Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo 2020-2024 e incluya objetivos relacionados que permitan cumplir en su totalidad la Ley Fintech, creada en México en 2018.

El propósito de esta ley es regular los servicios financieros que prestan las fintech, las instituciones de financiamiento colectivo o las de fondos de pago electrónico. También busca supervisar su organización, operación y funcionamiento, al igual que los productos que surjan de ellas y el uso de activos virtuales o criptomonedas, siempre y cuando estén autorizadas por el Banco de México (Banxico).

Para el desarrollo y aplicación de esta legislación, según el órgano fiscalizador, la SHCP declaró que no contó con los estudios o información pertinente para evaluar a las fintech existentes en el país y, a la fecha, tampoco tiene calculados los daños al sistema financiero mexicano por la ausencia de esta regulación.

“Si bien la SHCP indicó que no contó con datos estadísticos oficiales, la ASF identificó que tanto autoridades internacionales como nacionales registraron información referente al sector de las tecnologías financieras, en los cuales la secretaría se pudo basar para cuantificar el fenómeno problemático antes descrito”, destacó el reporte.

Muestra de ello fue que, en 2018, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dijo que México contó con 23 por ciento de los nuevos emprendimientos relevantes en América Latina relacionados con las tecnologías financieras.

A su vez, el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) señaló que, en 2017, el sector fintech en el país participó con mil 284 millones de dólares en el Producto Interno Bruto (PIB) y al menos tres de cada 10 mexicanos hicieron pagos digitales, según los informes de la ASF.

Después de las revisiones hechas por la ASF, Hacienda aseguró que prevé integrar un diagnóstico para solicitar recursos públicos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, con el fin de dar cumplimiento a la Ley Fintech.

Lo anterior, como consecuencia de que la SHCP, CNBV, Condusef, Consar y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) no realizaron asignaciones presupuestarias específicas para el cumplimiento de sus obligaciones señaladas en dicha legislación.

“Estas autoridades señalaron que no realizaron una evaluación mediante la cual determinaron la posibilidad de establecer un programa presupuestario específico, debido a que los programas con los que cuentan ya establecen la regulación o supervisión, según corresponda, de las entidades financieras del sistema financiero”, agregó la ASF.

Actualmente en México el valor anual de las operaciones fintech es de 68 mil 409 millones de pesos, lo que equivale a casi tres mil 60 millones de dólares, con 4.7 millones de usuarios y una maduración del ecosistema del 48 por ciento, según el Termómetro Fintech elaborado por el banco Santander, Finnovista y Google.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Acast

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Deezer

Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Sociedad

Decomisos de opio se los “traga” la tierra

La Sedena ha asegurado 361 kilogramos de la droga desde 2019, cuando con EPN fueron 4 mil 300 kilos

Finanzas

Cemex subirá sus precios durante el mes

Los costos del traslado de la materia prima aumentaron al doble en el último año, dice la empresa

Finanzas

México investiga a Vitol por irregularidades en importación

La Jefa del SAT, Raquel Buenrostro, señaló que estas irregularidades podrían conducir a cargos penales por evasión fiscal

Salud

Vacuna contra el chikungunya de Valneva muestra resultados positivos

El antígeno demostró ser "altamente inmunógeno" y "bien tolerada", sin importar que el paciente sea de la tercera edad

Metrópoli

Inician mesas de trabajo entre Gobierno federal y gaseros

Entre los temas está la regulación de Comisionistas que hoy andan por la libre, un tema que se quedó pendiente desde la construcción y aprobación de la reforma energética en el 2013

Mundo

Francia analiza aplicación de tercera dosis de vacuna anticovid

Macron asegura que su país se prepara para administrar una tercera dosis de vacuna contra la Covid para personas vulnerables

Finanzas

México investiga a Vitol por irregularidades en importación

La Jefa del SAT, Raquel Buenrostro, señaló que estas irregularidades podrían conducir a cargos penales por evasión fiscal

Sociedad

Bajo Observación | ¿Quiénes mantienen vivo al Covid en EU?

Hay partes de EU con bajas tasas de vacunación, como el Medio Oeste, donde se ubican Kansas, Iowa y Misuri, entre otros

Finanzas

Penélope: Belleza para la mujer ocupada

Una app que uberiza servicios de belleza al conectar a profesionales con clientes que buscan servicios de uñas, maquillaje o corte de cabello a domicilio