/ viernes 22 de marzo de 2024

Batman, el súper héroe que trasciende en el cine

Batman inició en los cómics, pero utilizó a su favor el cine, series de televisión y caricaturas para hacerse más grande

La popularidad de Batman trasciende las páginas de los cómics.; películas, series de televisión, caricaturas y videojuegos son parte de su legado en la industria del entretenimiento.

Creado en 1939 como una contraparte de Superman, el Hombre Murciélago podría presumir que ha rebasado tanto al Hombre de Acero como al resto de los superhéroes en varios aspectos.

Jesús Chavarría, crítico de cine, explica que la popularidad de Batman empieza en los cómics al convertirse en uno de los personajes más importantes de las historietas, y es gracias a eso que salta a otros medios donde se hace más grande.

“El personaje empieza a tener una una proyección muy amplia y un impacto mayor con el público gracias a lo que sucede con él en el cine y después en la televisión, pero entre en los cómics ya era una figura bastante reconocida”, enfatizó el crítico de cine.

La primera aparición de Batman en la pantalla grande fue en 1943. No se trata de una película como tal, sino de un serial de 15 capítulos (en total tres horas y 38 minutos), un formato muy popular de la época.

La fórmula se repetiría seis años después, con otro serial de 15 capítulos, ambos filmados en blanco y negro. Estos conservan la esencia de los cómics, al ser protagonizados por Batman y Robin; sin embargo, los antagonistas no son ninguno de las clásicos, sino que se crearon unos específicos: el Dr. Taka, para la producción de 1943, y El Mago para la de 1949.

Chavarría comenta que en el caso del Dr. Taka es claro el lado propagandístico del personaje, ya que eran los años de la Segunda Guerra Mundial y poner de villano a un japonés tenía que ver con que eran los rivales de Estados Unidos en ese conflicto bélico; incluso, para el crítico de cine esto es racista.

El Bati Twist: la serie de Batman

Serie de Batman estrenada en 1966. Foto: Facebook: WMNF Sixties Show

Poco tiene que ver con la figura sombría que es hoy, pero para bien, la serie de 1966 de Batman marcó una época y legado en la cultura popular de occidente que a más de medio siglo sigue vigente. Protagonizada por Adam West y Burt Ward fue la primera gran adaptación de Batman fuera de las historietas, explica Jesús Chavarría.

“Es en ese serial donde cambia la apariencia de Alfred que en los cómics era más como un señor gordito y a partir de ahí lo ponen ya más delgado y es la imagen que se queda hasta la fecha. Esa serie fue el primer aviso, la primera prueba del Batman como el personaje que es en la actualidad”.

La serie, que tuvo 120 episodios, contó con un reparto de primer nivel. Además de West y Ward como Batman y Robin respectivamente, contó con César Romero como Joker, Burgess Meredith como El Pingüino, ambos con apariciones recurrentes. A eso hay que agregarle los siete episodios donde el villano Egghead fue interpretado por Vincent Price y el crossover con Green Hortnet, donde vimos a Bruce Lee pelear con Robin. Un lujo para aquella época.

¿Cuál fue el primer Batimóvil?

El nivel de producción también era de primera. En la serie, por primera vez apareció el Batimóvil como un vehículo personalizado. Si bien en los seriales de la década de los 40 Batman se transportaba en auto, este era un modelo normal, uno que cualquier ciudadano podía tener.

Tomando de base un Lincoln Futura 1954, autoconcepto de Ford, la producción agregó los alerones, las burbujas protectoras para piloto y copiloto, además de la turbina trasera, ideas que siguen en los modelos actuales del vehículo.

La serie, que se transmitió hasta 1968, también incluyó la Baticueva, la Batilancha y el Batihelicóperto (estos últimos aparecieron en la película de 1966 basada en la misma), una inversión que bien valió la pena.

Otro dato curioso de este programa tuvo que ver con un pleito legal por sus derechos. La cadena Fox fue la encargada de la producción del personaje de DC Comics, en ese entonces independiente. Pero en los 80, Warner compra a la editorial, y por lo tanto todos los derechos de sus personajes.

Es por eso, que cuando se plantea sacar en formatos caseros la serie, inicia una batalla legal que terminó en 2014 cuando ambas productoras llegaron a un acuerdo que incluyó que Fox pudiera producir una nueva serie, pero sin Batman. Es así como nació Gotham, cuyo argumento es cómo James Gordon llega a Gotham City para convertirse en el comisionado que más tarde sería aliado del encapotado.

Apuestas arriesgadas que resultaron ganadoras

La serie puso los cimientos, ahora habría que aprovecharlos. El crítico de cine recuerda que en los 70 y 80, los únicos superhéroes que eran tomados en serio en Hollywood eran Superman y Batman.

Batman tuvo su primer gran filme en 1989 de la mano de Tim Burton, un director emergente en esa época, y de los actores de alto nivel Michael Keaton y Jack Nicholson, aunque con sus reservas.

Mientras Nicholson logró un trato para obtener un porcentaje de las ganancias de la película además de su salario a cambio de interpretar a Joker, la elección de Keaton generó dudas al grado de que Warner recibió miles de cartas pidiendo castear a otro actor.

No fue la última vez que ocurrió algo así, lo mismo le pasó a Heath Ledger cuando fue elegido para interpretar a Joker en The Dark Knight. En ambos casos, el público se equivocó.

“Lo importante con Batman es como interpretan a Bruce Wayne. Fracturar y golpear con violencia lo hace cualquier doble de acción, le pones a alguien el traje y la máscara y lo hace. Lo importante es cómo desarrollas a Wayne, por eso el Bruce Wayne de Michael Keaton es tan interesante, es un gran actor que le da una enorme profundidad, sabe jugar con este rasgo de locura. Ves a Michael Keaton y parece un sujeto tan controlado no tan enfocado y al mismo tiempo en la mirada, le ves ese toque de locura, esos momentos en que está al borde de perder el control, porque eso es Batman, es un sujeto enfermo”, enfatizó.

En el caso de Leger, los cuestionamientos sobre su elección estaban basados en su filmografía. Hasta entonces se le asociaba más a proyectos juveniles como 10 cosas que odio de ti o Corazón de Caballero, pero dejaban de lado Secreto en la montaña, película alabada por la crítica.

De nueva cuenta, el público se equivocó y reconoció su gran trabajo como el Príncipe Payaso del Crimen, una actuación que le valió el Oscar póstumo como actor de reparto, el único otorgado a un actor por un rol en una película de cómic.

Chavarría considera que para lograr una gran película de cómic debes de enfocarte en la historia y tomar en serio a los personajes.

Para el crítico de cine es por eso que las películas de Batman han tenido éxito en diferentes etapas, porque se les tomó en serio y dio libertad a directores como Christopher Nolan o Matt Reeves, quienes entregan su propia versión del personaje sin presiones de cameos o de multiversos, fórmula que por años le funcionó a Marvel, pero ahora parece desgastada.

Batman The Animated Series: Joya infravalorada

La mejor herencia de Tim Burton al universo de Batman es que sus películas abrieron la puerta a la creación de Batman The Animated Series, una joya para cualquier fanático de cómics, pero que también disfruta el público en general.

Creada por Bruce Timm y Eric Radomski, Batman The Animated Series fue pionera en muchos aspectos. En lo técnico, fue dibujada en papel negro, lo que le da un aspecto único; en la temática trata temas más adultos, como la explotación infantil, la trata de personas y las adicciones.

También es la piedra angular de lo que años más tarde se conocería como el Universo Animado de DC, con series y películas que si bien son de nicho, su calidad supera a muchas producciones live action, tanto de DC como de Marvel.

“El Universo Animado de DC Comics se convirtió en un parteaguas dentro del mundo de la animación. Lo termina definiendo la serie de Batman que es quizás una de las mejores series animadas que se han hecho no solo de superhéroes. Además estaba ilustrada estaba hecha sobre fondos negros,tiene conceptos de la animación revolucionarios”, dice Chavarría.

Mask of Phantasm: menospreciada por el público

Para los batifans destaca una animación en particular, menospreciada por el público en general por tratarse de una caricatura, pero que no le pide nada a un blockbuster de cualquier temática. La película Mask of Phantasm.

Pensada para salir directamente en formatos caseros, cuando los directivos de Warner vieron los primeros metrajes no dudaron en estrenarla en la pantalla grande. Así, a marchas forzadas se reconvirtió la animación para que tuviera la calidad de cine, y se estrenó en diciembre de 1993.

Lo apresurado de la decisión le jugó mal, ya que sin promoción adecuada y metida con calzador en el calendario de estrenos fue un fracaso en taquilla, pero en la actualidad es reconocida por su gran valor en historia, al grado de que algunos la consideran mejor incluso que The Dark Knight.

Mask of Phantasm trata del regreso de un amor de juventud de Bruce Wayne a Gotham, uno tan fuerte que casi impide que se convirtiera en Batman. Esto mientras la policía culpa al encapotado de asesinar a los líderes de la mafia, por lo que el héroe tendrá que dar con el verdadero asesino.

Hace unos días se anunció que The Batman 2, de Matt Reeves, se retrasa hasta octubre de 2026, lo que dejará un lapso muy grande para volver a ver al Hombre Murciélago en el cine, porque además el proyecto del encapotado de DC Studios no tiene fecha de estreno.

Así que habrá que esperar a ver cómo vuelve a revolucionar la industria el protector de Gotham.

La popularidad de Batman trasciende las páginas de los cómics.; películas, series de televisión, caricaturas y videojuegos son parte de su legado en la industria del entretenimiento.

Creado en 1939 como una contraparte de Superman, el Hombre Murciélago podría presumir que ha rebasado tanto al Hombre de Acero como al resto de los superhéroes en varios aspectos.

Jesús Chavarría, crítico de cine, explica que la popularidad de Batman empieza en los cómics al convertirse en uno de los personajes más importantes de las historietas, y es gracias a eso que salta a otros medios donde se hace más grande.

“El personaje empieza a tener una una proyección muy amplia y un impacto mayor con el público gracias a lo que sucede con él en el cine y después en la televisión, pero entre en los cómics ya era una figura bastante reconocida”, enfatizó el crítico de cine.

La primera aparición de Batman en la pantalla grande fue en 1943. No se trata de una película como tal, sino de un serial de 15 capítulos (en total tres horas y 38 minutos), un formato muy popular de la época.

La fórmula se repetiría seis años después, con otro serial de 15 capítulos, ambos filmados en blanco y negro. Estos conservan la esencia de los cómics, al ser protagonizados por Batman y Robin; sin embargo, los antagonistas no son ninguno de las clásicos, sino que se crearon unos específicos: el Dr. Taka, para la producción de 1943, y El Mago para la de 1949.

Chavarría comenta que en el caso del Dr. Taka es claro el lado propagandístico del personaje, ya que eran los años de la Segunda Guerra Mundial y poner de villano a un japonés tenía que ver con que eran los rivales de Estados Unidos en ese conflicto bélico; incluso, para el crítico de cine esto es racista.

El Bati Twist: la serie de Batman

Serie de Batman estrenada en 1966. Foto: Facebook: WMNF Sixties Show

Poco tiene que ver con la figura sombría que es hoy, pero para bien, la serie de 1966 de Batman marcó una época y legado en la cultura popular de occidente que a más de medio siglo sigue vigente. Protagonizada por Adam West y Burt Ward fue la primera gran adaptación de Batman fuera de las historietas, explica Jesús Chavarría.

“Es en ese serial donde cambia la apariencia de Alfred que en los cómics era más como un señor gordito y a partir de ahí lo ponen ya más delgado y es la imagen que se queda hasta la fecha. Esa serie fue el primer aviso, la primera prueba del Batman como el personaje que es en la actualidad”.

La serie, que tuvo 120 episodios, contó con un reparto de primer nivel. Además de West y Ward como Batman y Robin respectivamente, contó con César Romero como Joker, Burgess Meredith como El Pingüino, ambos con apariciones recurrentes. A eso hay que agregarle los siete episodios donde el villano Egghead fue interpretado por Vincent Price y el crossover con Green Hortnet, donde vimos a Bruce Lee pelear con Robin. Un lujo para aquella época.

¿Cuál fue el primer Batimóvil?

El nivel de producción también era de primera. En la serie, por primera vez apareció el Batimóvil como un vehículo personalizado. Si bien en los seriales de la década de los 40 Batman se transportaba en auto, este era un modelo normal, uno que cualquier ciudadano podía tener.

Tomando de base un Lincoln Futura 1954, autoconcepto de Ford, la producción agregó los alerones, las burbujas protectoras para piloto y copiloto, además de la turbina trasera, ideas que siguen en los modelos actuales del vehículo.

La serie, que se transmitió hasta 1968, también incluyó la Baticueva, la Batilancha y el Batihelicóperto (estos últimos aparecieron en la película de 1966 basada en la misma), una inversión que bien valió la pena.

Otro dato curioso de este programa tuvo que ver con un pleito legal por sus derechos. La cadena Fox fue la encargada de la producción del personaje de DC Comics, en ese entonces independiente. Pero en los 80, Warner compra a la editorial, y por lo tanto todos los derechos de sus personajes.

Es por eso, que cuando se plantea sacar en formatos caseros la serie, inicia una batalla legal que terminó en 2014 cuando ambas productoras llegaron a un acuerdo que incluyó que Fox pudiera producir una nueva serie, pero sin Batman. Es así como nació Gotham, cuyo argumento es cómo James Gordon llega a Gotham City para convertirse en el comisionado que más tarde sería aliado del encapotado.

Apuestas arriesgadas que resultaron ganadoras

La serie puso los cimientos, ahora habría que aprovecharlos. El crítico de cine recuerda que en los 70 y 80, los únicos superhéroes que eran tomados en serio en Hollywood eran Superman y Batman.

Batman tuvo su primer gran filme en 1989 de la mano de Tim Burton, un director emergente en esa época, y de los actores de alto nivel Michael Keaton y Jack Nicholson, aunque con sus reservas.

Mientras Nicholson logró un trato para obtener un porcentaje de las ganancias de la película además de su salario a cambio de interpretar a Joker, la elección de Keaton generó dudas al grado de que Warner recibió miles de cartas pidiendo castear a otro actor.

No fue la última vez que ocurrió algo así, lo mismo le pasó a Heath Ledger cuando fue elegido para interpretar a Joker en The Dark Knight. En ambos casos, el público se equivocó.

“Lo importante con Batman es como interpretan a Bruce Wayne. Fracturar y golpear con violencia lo hace cualquier doble de acción, le pones a alguien el traje y la máscara y lo hace. Lo importante es cómo desarrollas a Wayne, por eso el Bruce Wayne de Michael Keaton es tan interesante, es un gran actor que le da una enorme profundidad, sabe jugar con este rasgo de locura. Ves a Michael Keaton y parece un sujeto tan controlado no tan enfocado y al mismo tiempo en la mirada, le ves ese toque de locura, esos momentos en que está al borde de perder el control, porque eso es Batman, es un sujeto enfermo”, enfatizó.

En el caso de Leger, los cuestionamientos sobre su elección estaban basados en su filmografía. Hasta entonces se le asociaba más a proyectos juveniles como 10 cosas que odio de ti o Corazón de Caballero, pero dejaban de lado Secreto en la montaña, película alabada por la crítica.

De nueva cuenta, el público se equivocó y reconoció su gran trabajo como el Príncipe Payaso del Crimen, una actuación que le valió el Oscar póstumo como actor de reparto, el único otorgado a un actor por un rol en una película de cómic.

Chavarría considera que para lograr una gran película de cómic debes de enfocarte en la historia y tomar en serio a los personajes.

Para el crítico de cine es por eso que las películas de Batman han tenido éxito en diferentes etapas, porque se les tomó en serio y dio libertad a directores como Christopher Nolan o Matt Reeves, quienes entregan su propia versión del personaje sin presiones de cameos o de multiversos, fórmula que por años le funcionó a Marvel, pero ahora parece desgastada.

Batman The Animated Series: Joya infravalorada

La mejor herencia de Tim Burton al universo de Batman es que sus películas abrieron la puerta a la creación de Batman The Animated Series, una joya para cualquier fanático de cómics, pero que también disfruta el público en general.

Creada por Bruce Timm y Eric Radomski, Batman The Animated Series fue pionera en muchos aspectos. En lo técnico, fue dibujada en papel negro, lo que le da un aspecto único; en la temática trata temas más adultos, como la explotación infantil, la trata de personas y las adicciones.

También es la piedra angular de lo que años más tarde se conocería como el Universo Animado de DC, con series y películas que si bien son de nicho, su calidad supera a muchas producciones live action, tanto de DC como de Marvel.

“El Universo Animado de DC Comics se convirtió en un parteaguas dentro del mundo de la animación. Lo termina definiendo la serie de Batman que es quizás una de las mejores series animadas que se han hecho no solo de superhéroes. Además estaba ilustrada estaba hecha sobre fondos negros,tiene conceptos de la animación revolucionarios”, dice Chavarría.

Mask of Phantasm: menospreciada por el público

Para los batifans destaca una animación en particular, menospreciada por el público en general por tratarse de una caricatura, pero que no le pide nada a un blockbuster de cualquier temática. La película Mask of Phantasm.

Pensada para salir directamente en formatos caseros, cuando los directivos de Warner vieron los primeros metrajes no dudaron en estrenarla en la pantalla grande. Así, a marchas forzadas se reconvirtió la animación para que tuviera la calidad de cine, y se estrenó en diciembre de 1993.

Lo apresurado de la decisión le jugó mal, ya que sin promoción adecuada y metida con calzador en el calendario de estrenos fue un fracaso en taquilla, pero en la actualidad es reconocida por su gran valor en historia, al grado de que algunos la consideran mejor incluso que The Dark Knight.

Mask of Phantasm trata del regreso de un amor de juventud de Bruce Wayne a Gotham, uno tan fuerte que casi impide que se convirtiera en Batman. Esto mientras la policía culpa al encapotado de asesinar a los líderes de la mafia, por lo que el héroe tendrá que dar con el verdadero asesino.

Hace unos días se anunció que The Batman 2, de Matt Reeves, se retrasa hasta octubre de 2026, lo que dejará un lapso muy grande para volver a ver al Hombre Murciélago en el cine, porque además el proyecto del encapotado de DC Studios no tiene fecha de estreno.

Así que habrá que esperar a ver cómo vuelve a revolucionar la industria el protector de Gotham.

CDMX

Trabajadores del IPN colapsan Circuito Interior: reclaman pago de quincenas atrasadas

La circulación en Circuito Interior, frente al Casco de Santo Tomás, se encuentra colapsada en ambas direcciones

Valle de México

Oriente del Valle de México queda bajo el agua tras fuertes lluvias

La intensa lluvia que se registró la noche del lunes y la madrugada del martes afectó a la alcaldía Tláhuac, el municipio de Los Reyes la Paz y Santa Martha

Finanzas

Darán escoltas a inspectores estadounidenses de aguacate en Michoacán

Será la Policía Auxiliar, quienes vigilen la integridad de los inspectores estadounidenses

Política

Sólo 12 candidatos fueron asesinados en el proceso electoral: SSPC

Rosa Icela Rodríguez, Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, negó que Proceso Electoral 2024 fue el más sangriento se trató de una campaña para desprestigiar al Gobierno

Mundo

"Assange será un hombre libre tras audiencia ante un tribunal federal", dice su esposa

Julian Assange alcanzó un acuerdo de culpabilidad con la justicia de Estados Unidos a cambio de recuperar la libertad tras cinco años de detención en Reino Unido

Mundo

Policía de Kenia dispara contra manifestantes que intentaban asaltar Parlamento

La policía además lanzó gases lacrimógenos, en la escena murieron al menos cinco personas