/ jueves 8 de febrero de 2024

[Entrevista] Louis Cole: Entre el jazz y el pop de vanguardia

Puede parecer versátil para la escena del jazz y virtuoso para la del pop, aunque se mueve como pez en el agua en ambos mundos. Por ello charlamos con el músico angelino, que este fin de semana se presentará en la CDMX


Louis Cole es uno de esos artistas cuyo mayor atractivo es que no se le puede clasificar. Cuando alguien dice que hace jazz, de pronto lo vemos haciendo una pieza electrónica. Y cuando alguien considera que es un músico divertido, de pronto lo vemos haciendo un track lento y nostálgico.

Más allá de etiquetas, es un hecho que el músico, productor y multiinstrumentista radicado en Los Ángeles está captando cada vez más la atención de distintos públicos, no sólo por su trabajo musical, que ya de por sí es impresionante, sino por sus colaboraciones con colegas como Seal, Thundercat y Brad Mehldau, entre muchos otros.

La buena noticia es que este 10 de febrero Louis Cole se presentará en México, como parte del Festival M Jazz, que se realizará en el Parque Bicentenario de la capital mexicana.

“Voy a llevar a mi big band, que incluye instrumentos de viento, algunos cantantes y una sección de ritmo, así que son como 12 personas en total… Y lo que les puedo adelantar es que será algo ruidoso y que irá muy rápido”, adelanta.

La primera vez que Luis Cole se presentó en México fue hace seis años, como telonero de los Red Hot Chili Peppers en el Palacio de los Deportes, aunque no recuerda aquella ocasión como la mejor experiencia de su vida:

“Creo que fue el show más aterrador que he hecho jamás. Sólo porque no estaba preparado para eso… Seguramente estaré mucho más cómodo esta vez”, confiesa frente al teléfono.

Y aunque su último disco, titulado Some Unused Songs tiene un aire más bien nostálgico, la mayoría de sus grabaciones destacan por su estilo desenfadado, que lo muestran como un artista que, ante todo, se divierte mientras toca:

“Sí, supongo que de eso se trata todo esto para mí, y que por eso valen la pena incluso los tiempos difíciles, las dudas y todo el esfuerzo. Creo que sí, al final todo es para divertirse: hacer música y tratar de ser bueno en algo para generar un movimiento, una energía o algo así”.

Además de producir sus propios trabajos, Cole toca la batería, los teclados, la guitarra y el bajo, además de que canta y a veces hasta baila en el escenario, mientras pisa deliberadamente terrenos como el jazz, el funk, el pop vanguardista y la música electrónica, por lo que no es difícil que la gente lo vea como una mente privilegiada, lo cual agradece:

“Es lindo que lo vean así, en esta ocasión estaré tocando la batería y cantando, aunque seguramente también tocaré un poco el teclado… y tal vez baile. Quizá sólo en una o dos canciones o quizá sólo haga unos pequeños movimientos”

¿Pero era Louis Cole una mente privilegiada desde sus años de estudiante?

“No, en realidad no. Tal vez lo único que siento que hice bien cuando era más joven es que escribía música, tal como lo hago ahora, y música que podrías considerar realmente extraña, cosas que espero liberar algún día… Eso sería lo único, por lo que alguien pudo haber pensado que yo tendría un futuro prometedor”.

Lo que es un hecho es que una parte del expertise que ha alcanzado en sus ejecuciones se basa, como en el caso de todo buen atleta, en el arduo entrenamiento, en su caso practicando horas enteras frente a la batería:

“Sí, hubo momentos en los que pasé por eso. Ahora sólo practico como una hora al día, pero había momentos en que lo hacía cuatro horas diarias, durante varios meses seguidos, ¿y sabes? Esos fueron los momentos en los que más mejoré. Y lo mismo pasa con la escritura, cuando puedo paso hasta siete u ocho horas haciéndolo, eso es muy divertido para mí”.

Sobre la variedad de estilos que toca, tanto en el escenario como en sus producciones discográficas, apunta:

“Definitivamente, tengo muchos intereses musicales. Me gusta todo tipo de música, ya sea jazz, música clásica o electrónica. También me gusta el pop… Me gustan todos los géneros. Aunque de pronto siento que odio la mayoría de la música, me gustan todos los géneros. No hay ningún género o estilo que esté fuera de mis límites”.

Tan variada es su lista de intereses, que cuando le preguntamos si su música fuera un platillo, qué ingredientes llevaría, el artista se queda pensando y le da muchas vueltas a su respuesta, sólo comenta:

“Qué buena pregunta… Supongo que sería algo que llevaría muchos ingredientes, por un lado mi cerebro automáticamente piensa en comida que me gusta, pero quizá eso no me llevaría a la respuesta correcta. Seguramente llevaría carne… Ay, ¡no sé!”

Influencias musicales… y de otros tipos

En varias ocasiones, Luis Cole ha mencionado que su padre, quien también fue músico, fue una influencia importante para él:

“Bueno, él en realidad era médico, pero constantemente tocaba el piano y arreglaba música para una banda escolar en la que estábamos varios de mi generación y ahí nos llevaba la mejor música de artistas como Gill Evans, Charles Mingus o Herbie Hancock, cosas de ese tipo. Así que sí, él definitivamente fue mi mayor influencia musical, porque me mostró la mejor música y siempre tocábamos juntos”.

Cole hace una pausa mientras reflexiona en torno a sus procesos creativos, incluso desde la infancia y añade:

“Una cosa que no he mencionado mucho, pero en la que he estado pensando últimamente, es que mis experiencias de la infancia también fueron importantes, no sé si porque tuve una infancia genial o porque tenía amigos geniales, pero recuerdo que entre otras cosas me dedicaba a construir Legos todo el tiempo o a construir robots de combate en mi garaje, y que solía jugar baloncesto… No sé, sólo siento que en la niñez tuve otras experiencias que fueron muy positivas y que eso ha ayudado a lo que hago ahora, al menos eso creo”.

Calidad, por encima de la opinión

Hace unos días, Cole se dejó ver en la alfombra roja de la 66 entrega de los Grammy, ya que estuvo nominado en la categoría de “Best Alternative Jazz Album” por su disco anterior, Quality Over Opinion, en cuyo título abunda:

“Bueno, siento que hay gente que habla de la música basándose sólo en opiniones o como si cierta música no fuera buena, pero es que no hay mala música… Aunque es válido si lo dicen, aunque creo que siempre habrá una escala más objetiva de calidad, para saber si algo es bueno, ¿no?

Siento que hay música que se hace donde la persona que la hizo se preocupa mucho y que la gente trabaja mucho y pone todo su espíritu en ella, y claro, también hay música que la gente simplemente hace porque quiere ganar dinero o porque quiere validación o algo así de superficial, pero bueno, el título del disco se refiere a que puede haber una escala objetiva de calidad cuando hablamos de la música”.

Sobre las nominaciones a premios como el mencionado Grammy, asegura:

“Digamos que mi misión es tratar de difundir una buena energía y de compartir mi música lo más que pueda, porque realmente creo en ella y porque siento que es algo bueno. Y si esas premiaciones me ayudan a difundir mi música a más personas en todo el mundo, pues bienvenidas”.

Y hablando de las herramientas que utiliza para difundir su obra, las plataformas como YouTube también son un gran aliado, que en su caso deja ver su genialidad en todo su esplendor, como en el caso del videoclip de “Bank Account”, que es uno de los más populares del músico.

Aficionado al “home office”

Es curioso que, a pesar de la calidad sonora que generalmente se escucha en las grabaciones de Louis Cole, la mayoría de ellas están hechas de modo casero, ya que él prefiere trabajar en casa que en un estudio de grabación profesional.

“Definitivamente me siento más cómodo en casa. Hay ciertos proyectos en los que simplemente no es posible, como si vas a grabar a mucha gente, por ejemplo un coro o una orquesta, pero incluso en esos casos he podido hacerlo en mi casa y me ha gustado el resultado… Me gusta grabar en casa cuando entra luz a través de las ventanas y eso es algo que me hace sentir realmente cómodo”.

Después de presentarse en México, Louis Cole planea lanzar su siguiente disco en formato de orquesta:

“Acabo de terminarlo hace unas semanas y estoy muy emocionado por eso. Creo que eso es de lo que más me gusta de toda mi música”, adelanta.






TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music


Louis Cole es uno de esos artistas cuyo mayor atractivo es que no se le puede clasificar. Cuando alguien dice que hace jazz, de pronto lo vemos haciendo una pieza electrónica. Y cuando alguien considera que es un músico divertido, de pronto lo vemos haciendo un track lento y nostálgico.

Más allá de etiquetas, es un hecho que el músico, productor y multiinstrumentista radicado en Los Ángeles está captando cada vez más la atención de distintos públicos, no sólo por su trabajo musical, que ya de por sí es impresionante, sino por sus colaboraciones con colegas como Seal, Thundercat y Brad Mehldau, entre muchos otros.

La buena noticia es que este 10 de febrero Louis Cole se presentará en México, como parte del Festival M Jazz, que se realizará en el Parque Bicentenario de la capital mexicana.

“Voy a llevar a mi big band, que incluye instrumentos de viento, algunos cantantes y una sección de ritmo, así que son como 12 personas en total… Y lo que les puedo adelantar es que será algo ruidoso y que irá muy rápido”, adelanta.

La primera vez que Luis Cole se presentó en México fue hace seis años, como telonero de los Red Hot Chili Peppers en el Palacio de los Deportes, aunque no recuerda aquella ocasión como la mejor experiencia de su vida:

“Creo que fue el show más aterrador que he hecho jamás. Sólo porque no estaba preparado para eso… Seguramente estaré mucho más cómodo esta vez”, confiesa frente al teléfono.

Y aunque su último disco, titulado Some Unused Songs tiene un aire más bien nostálgico, la mayoría de sus grabaciones destacan por su estilo desenfadado, que lo muestran como un artista que, ante todo, se divierte mientras toca:

“Sí, supongo que de eso se trata todo esto para mí, y que por eso valen la pena incluso los tiempos difíciles, las dudas y todo el esfuerzo. Creo que sí, al final todo es para divertirse: hacer música y tratar de ser bueno en algo para generar un movimiento, una energía o algo así”.

Además de producir sus propios trabajos, Cole toca la batería, los teclados, la guitarra y el bajo, además de que canta y a veces hasta baila en el escenario, mientras pisa deliberadamente terrenos como el jazz, el funk, el pop vanguardista y la música electrónica, por lo que no es difícil que la gente lo vea como una mente privilegiada, lo cual agradece:

“Es lindo que lo vean así, en esta ocasión estaré tocando la batería y cantando, aunque seguramente también tocaré un poco el teclado… y tal vez baile. Quizá sólo en una o dos canciones o quizá sólo haga unos pequeños movimientos”

¿Pero era Louis Cole una mente privilegiada desde sus años de estudiante?

“No, en realidad no. Tal vez lo único que siento que hice bien cuando era más joven es que escribía música, tal como lo hago ahora, y música que podrías considerar realmente extraña, cosas que espero liberar algún día… Eso sería lo único, por lo que alguien pudo haber pensado que yo tendría un futuro prometedor”.

Lo que es un hecho es que una parte del expertise que ha alcanzado en sus ejecuciones se basa, como en el caso de todo buen atleta, en el arduo entrenamiento, en su caso practicando horas enteras frente a la batería:

“Sí, hubo momentos en los que pasé por eso. Ahora sólo practico como una hora al día, pero había momentos en que lo hacía cuatro horas diarias, durante varios meses seguidos, ¿y sabes? Esos fueron los momentos en los que más mejoré. Y lo mismo pasa con la escritura, cuando puedo paso hasta siete u ocho horas haciéndolo, eso es muy divertido para mí”.

Sobre la variedad de estilos que toca, tanto en el escenario como en sus producciones discográficas, apunta:

“Definitivamente, tengo muchos intereses musicales. Me gusta todo tipo de música, ya sea jazz, música clásica o electrónica. También me gusta el pop… Me gustan todos los géneros. Aunque de pronto siento que odio la mayoría de la música, me gustan todos los géneros. No hay ningún género o estilo que esté fuera de mis límites”.

Tan variada es su lista de intereses, que cuando le preguntamos si su música fuera un platillo, qué ingredientes llevaría, el artista se queda pensando y le da muchas vueltas a su respuesta, sólo comenta:

“Qué buena pregunta… Supongo que sería algo que llevaría muchos ingredientes, por un lado mi cerebro automáticamente piensa en comida que me gusta, pero quizá eso no me llevaría a la respuesta correcta. Seguramente llevaría carne… Ay, ¡no sé!”

Influencias musicales… y de otros tipos

En varias ocasiones, Luis Cole ha mencionado que su padre, quien también fue músico, fue una influencia importante para él:

“Bueno, él en realidad era médico, pero constantemente tocaba el piano y arreglaba música para una banda escolar en la que estábamos varios de mi generación y ahí nos llevaba la mejor música de artistas como Gill Evans, Charles Mingus o Herbie Hancock, cosas de ese tipo. Así que sí, él definitivamente fue mi mayor influencia musical, porque me mostró la mejor música y siempre tocábamos juntos”.

Cole hace una pausa mientras reflexiona en torno a sus procesos creativos, incluso desde la infancia y añade:

“Una cosa que no he mencionado mucho, pero en la que he estado pensando últimamente, es que mis experiencias de la infancia también fueron importantes, no sé si porque tuve una infancia genial o porque tenía amigos geniales, pero recuerdo que entre otras cosas me dedicaba a construir Legos todo el tiempo o a construir robots de combate en mi garaje, y que solía jugar baloncesto… No sé, sólo siento que en la niñez tuve otras experiencias que fueron muy positivas y que eso ha ayudado a lo que hago ahora, al menos eso creo”.

Calidad, por encima de la opinión

Hace unos días, Cole se dejó ver en la alfombra roja de la 66 entrega de los Grammy, ya que estuvo nominado en la categoría de “Best Alternative Jazz Album” por su disco anterior, Quality Over Opinion, en cuyo título abunda:

“Bueno, siento que hay gente que habla de la música basándose sólo en opiniones o como si cierta música no fuera buena, pero es que no hay mala música… Aunque es válido si lo dicen, aunque creo que siempre habrá una escala más objetiva de calidad, para saber si algo es bueno, ¿no?

Siento que hay música que se hace donde la persona que la hizo se preocupa mucho y que la gente trabaja mucho y pone todo su espíritu en ella, y claro, también hay música que la gente simplemente hace porque quiere ganar dinero o porque quiere validación o algo así de superficial, pero bueno, el título del disco se refiere a que puede haber una escala objetiva de calidad cuando hablamos de la música”.

Sobre las nominaciones a premios como el mencionado Grammy, asegura:

“Digamos que mi misión es tratar de difundir una buena energía y de compartir mi música lo más que pueda, porque realmente creo en ella y porque siento que es algo bueno. Y si esas premiaciones me ayudan a difundir mi música a más personas en todo el mundo, pues bienvenidas”.

Y hablando de las herramientas que utiliza para difundir su obra, las plataformas como YouTube también son un gran aliado, que en su caso deja ver su genialidad en todo su esplendor, como en el caso del videoclip de “Bank Account”, que es uno de los más populares del músico.

Aficionado al “home office”

Es curioso que, a pesar de la calidad sonora que generalmente se escucha en las grabaciones de Louis Cole, la mayoría de ellas están hechas de modo casero, ya que él prefiere trabajar en casa que en un estudio de grabación profesional.

“Definitivamente me siento más cómodo en casa. Hay ciertos proyectos en los que simplemente no es posible, como si vas a grabar a mucha gente, por ejemplo un coro o una orquesta, pero incluso en esos casos he podido hacerlo en mi casa y me ha gustado el resultado… Me gusta grabar en casa cuando entra luz a través de las ventanas y eso es algo que me hace sentir realmente cómodo”.

Después de presentarse en México, Louis Cole planea lanzar su siguiente disco en formato de orquesta:

“Acabo de terminarlo hace unas semanas y estoy muy emocionado por eso. Creo que eso es de lo que más me gusta de toda mi música”, adelanta.






TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Justicia

Prisión domiciliaria de Murillo Karam manda un mensaje de impunidad: CoVAJ

La FGR afirma que Murillo Karam autorizó actos de tortura contra "El Cepillo", presunto integrante de Guerreros Unidos, grupo vinculado al caso Ayotzinapa

Elecciones 2024

Policía resguarda a candidata Graciela Villarreal tras ataque en mitin de El Carmen, NL

La candidata de Morena-PVEM dijo que se encuentra bien y su colaborador está fuera de peligro, luego dos hombres abrieron fuego durante su mitin

Metrópoli

Indagan violento intento de desalojo en la colonia Buenavista

Al menos 24 familias fueron amedrentadas para dejar sus viviendas

Mundo

EU prepara buques de guerra para defender a Israel en caso de ataque iraní

Estas medidas de Estados Unidos se produjeron después de una filtración sobre el momento y ubicación del posible ataque iraní

CDMX

Alcaldes exigen activar Plan DN-III por agua contaminada en la alcaldía Benito Juárez

Los alcaldes de Benito Juárez, Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo exigen que se declare emergencia sanitaria en todas las colonias con registro de agua contaminada

Sociedad

México denuncia ante ONU las violaciones a su Embajada en Ecuador

Con sustento en evidencia fotográfica y una relatoría técnica de los hechos, México presentó las acciones que constituyen la "flagrante violación al derecho internacional"