/ domingo 10 de marzo de 2019

La Bipolaridad en el Campo Mexicano (1)

En México existen4.3 millones de unidades económicas en el campo, que representan el 81% deltotal, que representan mayoritariamente una agricultura familiar desubsistencia, sin vinculación al mercado o bien con limitada vinculación a losmercados; en el otro extremo existen 994 mil unidades, que representan el 19%que practican la agricultura comercial.

El 23% de lapoblación en nuestro país vive en las zonas rurales, de los cuales el 58% deesta población vive en la pobreza.

La gran mayoría delos productores con pequeñas unidades de producción no tienen acceso afinanciamiento, a tecnologías, semillas mejoradas, capacitación y canales decomercialización formales, entre otros elementos, que permitan mejorar suproductividad; han faltado políticas públicas diferenciadas para atender a esteimportante segmento de la población para mejorar el ingreso de estosproductores y sus familias.

Los productoresmexicanos vinculados a los mercados, y quienes podrían ser desplazados por laproducción de otros países, son los que representan ese 19% de las unidades deproducción que existen en nuestro País.

Hoy, a 25 años delTLCAN, podríamos hablar de un balance positivo en el sector agroalimentariomexicano, desde el punto de vista del intercambio comercial, al cierre del 2018las exportaciones agroalimentarias representan $ 34,884 millones de dólares eimportamos $ 27,526 millones de dólares, lo que arroja un superávit en labalanza comercial agroalimentaria de $ 7,358 millones de dólares.

Las exportacionesagroalimentarias están basadas en productos como la cerveza, el aguacate, eljitomate, tequila, carne de res, y pimientos, entre otros; pero en laproducción de granos básicos estamos perdiendo terreno, México se ha convertidoen uno de los principales importadores de granos básicos y oleaginosas delmundo, solo en el 2018 se importaron 30.4millones de toneladas entre maíz, trigo, arroz, frijol soya y pasta de soya ; de productos cárnicos (res, puerco y aves ) importamospoco más de 2 millones de toneladas y de productos lácteos (leche en polvo,quesos y requesón), cerca de 500 mil toneladas.

Como ven, existe uncampo dual, un sector de contrastes, ante lo cual el nuevo Gobierno ha definidocomo programas prioritarios dentro de la Secretaria de Agricultura y DesarrolloRural aquellos que van dirigidos a pequeños y medianos productores, iniciativacuyo objetivo es atender a este gran segmento de la población en el campo paramejorar sus condiciones de vida y la de sus familias, lo cual es fundamental.

Lo importante esque en el diseño de las políticas públicas se considere una diferenciación delos programas: los productores comerciales de este país, principalmente los degranos básicos, requieren programas como agricultura por contrato, ingresoobjetivo y sus componentes, como las coberturas de precios, que den certidumbrea la producción; es la única manera de disminuir la dependencia alimentaria quetenemos; hay que entender que la competencia no esta entre los pequeños,medianos y grandes productores de México; la competencia esta con losproductores y las economías de otros países y en primer lugar con los deEstados Unidos, como el principal socio comercial; son esos productores, losque son sujetos a apoyos importantes y crecientes, así como a mejorescondiciones en materia de infraestructura y acceso a insumos, a otrastecnologías y financiamiento en condiciones más competitivas, entre otrasdiferencias.


Director General

Consejo Nacional Agropecuario.



En México existen4.3 millones de unidades económicas en el campo, que representan el 81% deltotal, que representan mayoritariamente una agricultura familiar desubsistencia, sin vinculación al mercado o bien con limitada vinculación a losmercados; en el otro extremo existen 994 mil unidades, que representan el 19%que practican la agricultura comercial.

El 23% de lapoblación en nuestro país vive en las zonas rurales, de los cuales el 58% deesta población vive en la pobreza.

La gran mayoría delos productores con pequeñas unidades de producción no tienen acceso afinanciamiento, a tecnologías, semillas mejoradas, capacitación y canales decomercialización formales, entre otros elementos, que permitan mejorar suproductividad; han faltado políticas públicas diferenciadas para atender a esteimportante segmento de la población para mejorar el ingreso de estosproductores y sus familias.

Los productoresmexicanos vinculados a los mercados, y quienes podrían ser desplazados por laproducción de otros países, son los que representan ese 19% de las unidades deproducción que existen en nuestro País.

Hoy, a 25 años delTLCAN, podríamos hablar de un balance positivo en el sector agroalimentariomexicano, desde el punto de vista del intercambio comercial, al cierre del 2018las exportaciones agroalimentarias representan $ 34,884 millones de dólares eimportamos $ 27,526 millones de dólares, lo que arroja un superávit en labalanza comercial agroalimentaria de $ 7,358 millones de dólares.

Las exportacionesagroalimentarias están basadas en productos como la cerveza, el aguacate, eljitomate, tequila, carne de res, y pimientos, entre otros; pero en laproducción de granos básicos estamos perdiendo terreno, México se ha convertidoen uno de los principales importadores de granos básicos y oleaginosas delmundo, solo en el 2018 se importaron 30.4millones de toneladas entre maíz, trigo, arroz, frijol soya y pasta de soya ; de productos cárnicos (res, puerco y aves ) importamospoco más de 2 millones de toneladas y de productos lácteos (leche en polvo,quesos y requesón), cerca de 500 mil toneladas.

Como ven, existe uncampo dual, un sector de contrastes, ante lo cual el nuevo Gobierno ha definidocomo programas prioritarios dentro de la Secretaria de Agricultura y DesarrolloRural aquellos que van dirigidos a pequeños y medianos productores, iniciativacuyo objetivo es atender a este gran segmento de la población en el campo paramejorar sus condiciones de vida y la de sus familias, lo cual es fundamental.

Lo importante esque en el diseño de las políticas públicas se considere una diferenciación delos programas: los productores comerciales de este país, principalmente los degranos básicos, requieren programas como agricultura por contrato, ingresoobjetivo y sus componentes, como las coberturas de precios, que den certidumbrea la producción; es la única manera de disminuir la dependencia alimentaria quetenemos; hay que entender que la competencia no esta entre los pequeños,medianos y grandes productores de México; la competencia esta con losproductores y las economías de otros países y en primer lugar con los deEstados Unidos, como el principal socio comercial; son esos productores, losque son sujetos a apoyos importantes y crecientes, así como a mejorescondiciones en materia de infraestructura y acceso a insumos, a otrastecnologías y financiamiento en condiciones más competitivas, entre otrasdiferencias.


Director General

Consejo Nacional Agropecuario.



domingo 06 de octubre de 2019

Por el bien del País, apoyar al Campo

domingo 22 de septiembre de 2019

PEF 2020: Castigo al Campo Mexicano

domingo 08 de septiembre de 2019

México, potencia exportadora de alimentos

domingo 11 de agosto de 2019

PIB y desarrollo de México

domingo 14 de julio de 2019

Potencial Forestal en México

domingo 30 de junio de 2019

La Austeridad puede salir cara

jueves 06 de junio de 2019

Aranceles y el sector agroalimentario

Cargar Más