/ miércoles 26 de junio de 2019

Una nueva etapa para el PRI

Por: Rubén Escajeda Jiménez

Con la entrega de dictámenes de procedencia a las fórmulas de candidatos a la Presidencia y a la Secretaría General del Partido Revolucionario Institucional, arranca el proceso de sucesión de la dirigencia nacional, más trascendente de su historia.

El PRI, no ha dejado de ser el partido más importante de México, su historia y su devenir son motivo de análisis para los más avezados analistas de la política nacional e internacional.

Los priistas, después de un proceso de reflexión y de un diagnóstico claro de nuestra situación en el escenario político nacional, obedeciendo al mandato de nuestro Consejo Político, a través de la convocatoria respectiva iniciamos nuestro proceso de sucesión a través del método de consulta directa a la base militante.

Somos un partido con historia, 90 años nos avalan, somos una gran organización política que a través del tiempo, ha construido muchas Instituciones de este país, partido capaz de realizar el más transparente y equitativo ejercicio democrático, en la renovación de nuestra dirigencia nacional.

La Comisión Nacional de Procesos Internos es un órgano colegiado integrado por once comisionados y comisionadas, con amplia experiencia, profesionalismo, lealtad y compromiso político.

Tenemos el gran honor y la responsabilidad histórica de organizar conducir y validar este proceso democrático, acatando plenamente los términos de la convocatoria, documento que está dotado de los instrumentos necesarios para que a través de su manual de organización se le dé a nuestra contienda la equidad, legalidad trasparencia y máxima publicidad necesarias, posee también los medios para apercibir, amonestar o sancionar el incumplimiento de la norma.

Nuestra convocatoria también considera los encuentros que nuestras fórmulas de candidatos y candidatas, podrán sostener en forma equitativa y equilibrada con nuestros sectores y organizaciones, así como la celebración de dos debates en donde nuestros candidatos o candidatas podrán exponer y debatir sus propuestas y su visión sobre el presente y futuro de nuestro partido.

Como presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos, puedo afirmar categóricamente que habremos de salir fortalecidos de esta contienda, con un partido listo para su relanzamiento en esta nueva etapa.

En esta tarea, además de la Comisión Nacional de Procesos Internos, participan en forma relevante otros organismos partidistas como la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, en calidad de órgano jurisdiccional; la Comisión Nacional de Ética Partidaria, para supervisar el acato de las normas de civilidad y el respeto, así como la recién creada Conferencia de Honor, integrada por un grupo de distinguidas y distinguidos priistas que mucho honran y acompañan con su experiencia y compromiso político a esta Comisión en esta importante encomienda.

El priismo nacional vivirá con entusiasmo y civilidad política, un proceso interno; de todos depende el éxito de esta contienda, de nuestra generosidad, de nuestra actitud, de nuestro amor al partido, más de seis millones de militantes podrán acudir a las urnas, a una votación de la que surgirá una fórmula de Presidente y Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional, con la legitimidad suficiente para impulsar las reformas internas, que relancen al PRI a una nueva etapa con toda la autoridad para ser oposición y así recuperar la confianza de la ciudadanía para volver a ser la mejor opción política para los mexicanos.

Presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos del PRI

Por: Rubén Escajeda Jiménez

Con la entrega de dictámenes de procedencia a las fórmulas de candidatos a la Presidencia y a la Secretaría General del Partido Revolucionario Institucional, arranca el proceso de sucesión de la dirigencia nacional, más trascendente de su historia.

El PRI, no ha dejado de ser el partido más importante de México, su historia y su devenir son motivo de análisis para los más avezados analistas de la política nacional e internacional.

Los priistas, después de un proceso de reflexión y de un diagnóstico claro de nuestra situación en el escenario político nacional, obedeciendo al mandato de nuestro Consejo Político, a través de la convocatoria respectiva iniciamos nuestro proceso de sucesión a través del método de consulta directa a la base militante.

Somos un partido con historia, 90 años nos avalan, somos una gran organización política que a través del tiempo, ha construido muchas Instituciones de este país, partido capaz de realizar el más transparente y equitativo ejercicio democrático, en la renovación de nuestra dirigencia nacional.

La Comisión Nacional de Procesos Internos es un órgano colegiado integrado por once comisionados y comisionadas, con amplia experiencia, profesionalismo, lealtad y compromiso político.

Tenemos el gran honor y la responsabilidad histórica de organizar conducir y validar este proceso democrático, acatando plenamente los términos de la convocatoria, documento que está dotado de los instrumentos necesarios para que a través de su manual de organización se le dé a nuestra contienda la equidad, legalidad trasparencia y máxima publicidad necesarias, posee también los medios para apercibir, amonestar o sancionar el incumplimiento de la norma.

Nuestra convocatoria también considera los encuentros que nuestras fórmulas de candidatos y candidatas, podrán sostener en forma equitativa y equilibrada con nuestros sectores y organizaciones, así como la celebración de dos debates en donde nuestros candidatos o candidatas podrán exponer y debatir sus propuestas y su visión sobre el presente y futuro de nuestro partido.

Como presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos, puedo afirmar categóricamente que habremos de salir fortalecidos de esta contienda, con un partido listo para su relanzamiento en esta nueva etapa.

En esta tarea, además de la Comisión Nacional de Procesos Internos, participan en forma relevante otros organismos partidistas como la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, en calidad de órgano jurisdiccional; la Comisión Nacional de Ética Partidaria, para supervisar el acato de las normas de civilidad y el respeto, así como la recién creada Conferencia de Honor, integrada por un grupo de distinguidas y distinguidos priistas que mucho honran y acompañan con su experiencia y compromiso político a esta Comisión en esta importante encomienda.

El priismo nacional vivirá con entusiasmo y civilidad política, un proceso interno; de todos depende el éxito de esta contienda, de nuestra generosidad, de nuestra actitud, de nuestro amor al partido, más de seis millones de militantes podrán acudir a las urnas, a una votación de la que surgirá una fórmula de Presidente y Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional, con la legitimidad suficiente para impulsar las reformas internas, que relancen al PRI a una nueva etapa con toda la autoridad para ser oposición y así recuperar la confianza de la ciudadanía para volver a ser la mejor opción política para los mexicanos.

Presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos del PRI

martes 13 de agosto de 2019

Anáhuac Global | La manada digital

lunes 12 de agosto de 2019

Creatividad multidisciplinaria

viernes 09 de agosto de 2019

Esto es ser capitán

miércoles 07 de agosto de 2019

Hacia adelante siempre será mejor

lunes 05 de agosto de 2019

CNDH | Impunidad e indiferencia

Cargar Más