/ martes 5 de noviembre de 2019

Azúcar amarga

Por: Martha Tagle

La diabetes en México, conocida popularmente como azúcar, es uno de los principales problemas de salud pública, al ubicarse como una de las principales causas de mortalidad en nuestro país. El INEGI registró más de 106,000 muertes en 2017, además es la primera causa de ceguera prevenible en el adulto en edad productiva, la primera causa de insuficiencia renal terminal y diálisis, la primera causa de amputaciones en extremidades inferiores y la principal causa de infartos al miocardio. Sin embargo, es preciso tener claro, que la azúcar es consecuencia, no origen.

Las causas de la diabetes mellitus tipo 2 se encuentran entre otras, en la deficiente atención que se ha dado a otro de los grandes problemas de salud pública del país, el sobrepeso y la obesidad, el sedentarismo, y la poca o nula promoción de estilos de vida saludables. Además, una vez detectada la diabetes, de la que por cierto no hay vuelta atrás, no hay tratamiento suficiente, ni manejo integral que permita a los pacientes llevar un control apropiado y evitar o retrasar sus efectos.

De acuerdo a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México se encuentra en el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil. 3 de cada 10 niños, niñas y adolescentes entre 5 y 19 años padecen sobrepeso u obesidad. Esta enfermedad comienza a deteriorar la salud desde la infancia, existen estimaciones que indican que, de seguir esta tendencia, uno de cada dos niños desarrollará diabetes a lo largo de su vida. Por otra parte, México ocupa el segundo lugar en obesidad, 7 de cada 10 adultos de la población mexicana padecemos sobrepeso u obesidad. Mientras que casi 14 millones de mexicanos viven con diabetes.

Vayamos a los orígenes e invirtamos en la prevención y el control adecuado de la enfermedad.

Recientemente pude conocer del Registro Nacional de Peso y Talla, coordinado por la dirección de nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Dr. Salvador Zubirán, con la participación de los sectores Salud y Educación a nivel federal y en las entidades federativas, cuenta con una plataforma que permite conocer en tiempo real y con gran precisión la situación nutricional de todas las niñas y niños del país en edad escolar, a través del Sistema de Vigilancia Nutricional en Escolares.

De acuerdo al Dr. Carlos Aguilar Salinas, Director de Nutrición de dicho Instituto “desde el ciclo escolar 2015-2016 se estableció un sistema informático en línea de procesamiento en tiempo real de la evaluación antropométrica del peso y la talla de los niños que acuden a todas las escuelas primarias públicas y privadas del país. Toda la información se encuentra en bases de datos relacionales, nominales y georreferenciadas. A la fecha se cuenta con información de 85,153 de las 97,990 escuelas primarias del país en las que se han realizado más de 25 millones de mediciones antropométricas. La información permite una estimación precisa y detallada de la evolución del estado de nutrición de la población escolar mexicana”.

Proyectos de esta naturaleza se deben apoyar en el presupuesto, pues nos permiten centrar esfuerzos y recursos en aquellos focos rojos que claramente se pueden identificar en el mapa que despliega el sistema, incluso atendiendo a la reciente reforma constitucional en materia educativa, comenzar en estos espacios a promover estilos de vida saludables, que ayuden a prevenir, antes de que simplemente sea inmanejable. Esto es más que una bomba de tiempo, ya la tenemos aquí y se requiere actuar.

Por: Martha Tagle

La diabetes en México, conocida popularmente como azúcar, es uno de los principales problemas de salud pública, al ubicarse como una de las principales causas de mortalidad en nuestro país. El INEGI registró más de 106,000 muertes en 2017, además es la primera causa de ceguera prevenible en el adulto en edad productiva, la primera causa de insuficiencia renal terminal y diálisis, la primera causa de amputaciones en extremidades inferiores y la principal causa de infartos al miocardio. Sin embargo, es preciso tener claro, que la azúcar es consecuencia, no origen.

Las causas de la diabetes mellitus tipo 2 se encuentran entre otras, en la deficiente atención que se ha dado a otro de los grandes problemas de salud pública del país, el sobrepeso y la obesidad, el sedentarismo, y la poca o nula promoción de estilos de vida saludables. Además, una vez detectada la diabetes, de la que por cierto no hay vuelta atrás, no hay tratamiento suficiente, ni manejo integral que permita a los pacientes llevar un control apropiado y evitar o retrasar sus efectos.

De acuerdo a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México se encuentra en el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil. 3 de cada 10 niños, niñas y adolescentes entre 5 y 19 años padecen sobrepeso u obesidad. Esta enfermedad comienza a deteriorar la salud desde la infancia, existen estimaciones que indican que, de seguir esta tendencia, uno de cada dos niños desarrollará diabetes a lo largo de su vida. Por otra parte, México ocupa el segundo lugar en obesidad, 7 de cada 10 adultos de la población mexicana padecemos sobrepeso u obesidad. Mientras que casi 14 millones de mexicanos viven con diabetes.

Vayamos a los orígenes e invirtamos en la prevención y el control adecuado de la enfermedad.

Recientemente pude conocer del Registro Nacional de Peso y Talla, coordinado por la dirección de nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Dr. Salvador Zubirán, con la participación de los sectores Salud y Educación a nivel federal y en las entidades federativas, cuenta con una plataforma que permite conocer en tiempo real y con gran precisión la situación nutricional de todas las niñas y niños del país en edad escolar, a través del Sistema de Vigilancia Nutricional en Escolares.

De acuerdo al Dr. Carlos Aguilar Salinas, Director de Nutrición de dicho Instituto “desde el ciclo escolar 2015-2016 se estableció un sistema informático en línea de procesamiento en tiempo real de la evaluación antropométrica del peso y la talla de los niños que acuden a todas las escuelas primarias públicas y privadas del país. Toda la información se encuentra en bases de datos relacionales, nominales y georreferenciadas. A la fecha se cuenta con información de 85,153 de las 97,990 escuelas primarias del país en las que se han realizado más de 25 millones de mediciones antropométricas. La información permite una estimación precisa y detallada de la evolución del estado de nutrición de la población escolar mexicana”.

Proyectos de esta naturaleza se deben apoyar en el presupuesto, pues nos permiten centrar esfuerzos y recursos en aquellos focos rojos que claramente se pueden identificar en el mapa que despliega el sistema, incluso atendiendo a la reciente reforma constitucional en materia educativa, comenzar en estos espacios a promover estilos de vida saludables, que ayuden a prevenir, antes de que simplemente sea inmanejable. Esto es más que una bomba de tiempo, ya la tenemos aquí y se requiere actuar.

martes 10 de diciembre de 2019

Saldos de la polarización

lunes 09 de diciembre de 2019

Mitos de la factura electrónica

miércoles 04 de diciembre de 2019

Cuidemos a nuestras niñas y niños

martes 03 de diciembre de 2019

Un violador en tu camino

lunes 02 de diciembre de 2019

Arte y Academia | Semblanza diplomática

sábado 30 de noviembre de 2019

Google

viernes 29 de noviembre de 2019

Y tú, ¿eres visionario 2030?

Cargar Más