/ viernes 12 de enero de 2018

La Seguridad Nacional, en la perspectiva sexenal

En un sistema político presidencialista como el nuestro, resulta explicable aunque no justificable, que la enorme mayoría de programas y criterios de administración, se vean afectados de fondo al momento del cambio de gobierno. Hay casos de otros regímenes, en dónde también el Poder Ejecutivo es el preponderante, se busca mantener la continuidad en determinadas áreas, variables y prioridades en dónde lo que se garantiza es la viabilidad de la Nación. ¿Cuáles son esos cruciales y fundamentales elementos?

Estos, aunque evidentes, tienen que explicitarse, pues ante procesos electorales como el que vivimos, alguno de ellos puede obviarse e incluso, no ser considerado, lo que en cualquier escenario afectaría la proyección de los intereses nacionales. Por eso resulta crucial que los elementos constitutivos de los intereses articulados en la política y programa de Seguridad Nacional. Con este planteamiento, estamos en condiciones de precisar que la preservación de la unidad geopolítica, la obligación de que las estructuras de gobierno cumplan con su función básica de cumplir con la misión de aportar el ambiente de paz y certeza jurídica, así como contar con un proyecto económico que se sustente en la autogeneracion para la viabilidad del conjunto del sistema productivo.

Los efectos de una enconada disputa por la Presidencia de la República, con la lógica de ganar dicho cargo, se corre el riesgo de tratar a la Seguridad Nacional como un tema más. Y no porque no pueda o deba hacerse. En lo que debe ponerse atención o cuidado, es en no recurrir a los planteamientos intempestivos, ocurrencias o todo aquello que sea un evidente resultado de la improvisación. Pues dada la situación del país, señalamientos en materia de Seguridad Nacional durante las campañas presidenciales, se convierten en pesados lastres a cumplir. Y ese será el principal problema: tomar decisiones sobre la naturaleza e intereses de la Seguridad Nacional en medio de una fragorosa búsqueda de votos.

A lo anterior, debemos agregar el complejo entorno geopolítico e internacional de Seguridad y proyección de intereses. Por una parte, cada Estado Nación, atiende como es lógico, a su agenda de prioridades. Por la otra, las constantes fricciones a su vez entre esos mismos Estados, propician nuevos conflictos o prolongan los existentes. Bajo esas condiciones, México no puede darse el lujo de carecer de una perspectiva y política definida, sustentada y guiada por una presencia internacional que genere al mismo tiempo, reconocimiento y respeto. Tampoco estas variables geopolíticas y de seguridad internacional pueden o deben sujetarse a la animosidad desatada en una campaña electoral.

Un último apunte. Cualquier pronunciamiento que los (pre) candidatos presidenciales haga en materia de las seguridades, serán leídos en otras partes del mundos. Gobiernos, áreas de seguridad, inteligencia y centros de estudios especializados. Más adelante analizaremos las implicaciones de las propuestas que en la materia se hagan.

javierolivaposada@gmail.com

En un sistema político presidencialista como el nuestro, resulta explicable aunque no justificable, que la enorme mayoría de programas y criterios de administración, se vean afectados de fondo al momento del cambio de gobierno. Hay casos de otros regímenes, en dónde también el Poder Ejecutivo es el preponderante, se busca mantener la continuidad en determinadas áreas, variables y prioridades en dónde lo que se garantiza es la viabilidad de la Nación. ¿Cuáles son esos cruciales y fundamentales elementos?

Estos, aunque evidentes, tienen que explicitarse, pues ante procesos electorales como el que vivimos, alguno de ellos puede obviarse e incluso, no ser considerado, lo que en cualquier escenario afectaría la proyección de los intereses nacionales. Por eso resulta crucial que los elementos constitutivos de los intereses articulados en la política y programa de Seguridad Nacional. Con este planteamiento, estamos en condiciones de precisar que la preservación de la unidad geopolítica, la obligación de que las estructuras de gobierno cumplan con su función básica de cumplir con la misión de aportar el ambiente de paz y certeza jurídica, así como contar con un proyecto económico que se sustente en la autogeneracion para la viabilidad del conjunto del sistema productivo.

Los efectos de una enconada disputa por la Presidencia de la República, con la lógica de ganar dicho cargo, se corre el riesgo de tratar a la Seguridad Nacional como un tema más. Y no porque no pueda o deba hacerse. En lo que debe ponerse atención o cuidado, es en no recurrir a los planteamientos intempestivos, ocurrencias o todo aquello que sea un evidente resultado de la improvisación. Pues dada la situación del país, señalamientos en materia de Seguridad Nacional durante las campañas presidenciales, se convierten en pesados lastres a cumplir. Y ese será el principal problema: tomar decisiones sobre la naturaleza e intereses de la Seguridad Nacional en medio de una fragorosa búsqueda de votos.

A lo anterior, debemos agregar el complejo entorno geopolítico e internacional de Seguridad y proyección de intereses. Por una parte, cada Estado Nación, atiende como es lógico, a su agenda de prioridades. Por la otra, las constantes fricciones a su vez entre esos mismos Estados, propician nuevos conflictos o prolongan los existentes. Bajo esas condiciones, México no puede darse el lujo de carecer de una perspectiva y política definida, sustentada y guiada por una presencia internacional que genere al mismo tiempo, reconocimiento y respeto. Tampoco estas variables geopolíticas y de seguridad internacional pueden o deben sujetarse a la animosidad desatada en una campaña electoral.

Un último apunte. Cualquier pronunciamiento que los (pre) candidatos presidenciales haga en materia de las seguridades, serán leídos en otras partes del mundos. Gobiernos, áreas de seguridad, inteligencia y centros de estudios especializados. Más adelante analizaremos las implicaciones de las propuestas que en la materia se hagan.

javierolivaposada@gmail.com

jueves 12 de julio de 2018

México, Corea del Norte y diplomacia

domingo 01 de julio de 2018

Quién gane y cómo gane

viernes 22 de junio de 2018

Elecciones en México

viernes 25 de mayo de 2018

Pueblo bueno, políticos malos

viernes 18 de mayo de 2018

Aspectos de la ciberseguridad

viernes 04 de mayo de 2018

La disolución-derrota de ETA

sábado 28 de abril de 2018

Violencia criminal en elecciones

Cargar Más