/ martes 5 de enero de 2016

México 2016 / Paradigma Económico / Jorge Sánchez Tello

Se han terminado las fiestas decembrinas y es tiempo de encarar un 2016 que como cualquier otro, enfrenta importantes retos. Es importante reconocer que nuestro país vive un momento importante en estabilidad, con perspectivas favorables cimentadas en la estabilidad macroeconómica. Sin embargo, existen problemas fundamentales que resolver como son la situación de violencia en algunas zonas del país, definitivamente pienso que el municipio vive la más grande de sus crisis y se debe de fortalecer con nuevos esquemas de seguridad y de desarrollo económico.

México tiene que tener cuidado con las finanzas públicas para no endeudar de más al país, Pemex enfrenta su más grave crisis en más de 20 años, sus pérdidas superan los 20 mil millones de dólares, hay que darle autonomía y sanearla antes de que sea demasiado tarde y le ocurra lo mismo que a Luz y Fuerza.

En el mercado interno, mientras no se toque la estructura monopólica de la economía mexicana, habrá poco cambio en el crecimiento a largo plazo. Para el premio Nobel de Economía 2000, Heckman “México tiene una cultura política y económica de capitalismo de amigos, la cual ha protegido la creación de monopolios en el país”. Aunque hay que reconocer que se han realizado cambios que han permitido la reducción de precios en los sectores de telecomunicaciones y energético.

Ante las voces que sugieren que México imite a otros países de América Latina porque tienen una posición favorable para superar el subdesarrollo, están equivocados sobre todo porque hay países que están haciendo todo lo posible por destruir su economía como Argentina, Venezuela, Ecuador y Bolivia. En su momento se llegó a pensar que imitar a Brasil sería la mejor opción, hoy vemos que dicha nación atraviesa por problemas muy graves. La razón es muy simple, están regresando a políticas económicas que ya demostraron que fracasaron, como el proteccionismo, el prohibir el libre mercado, atacar la iniciativa privada y problemas de inflación.

Está comprobado que cuando los “políticos” intentan controlar el manejo económico de cualquier país se han provocado grandes catástrofes financieras y económicas. Lo que no han comprendido la mayoría de los políticos es que en economía si no se respetan: los derechos de propiedad, la libertad individual, la competencia, el manejo adecuado del gasto público sin necesidad de deuda, garantizar el Estado de Derecho, un país jamás va a poder dar certidumbre a la inversión privada la cual es uno de los motores importantes para el crecimiento económico. Para este 2016, la gran reforma pendiente es la de tener un Estado de Derecho, hasta que no lo tengamos el país seguirá en el estancamiento.

En economía se tiene que respetar la libertad individual para poder generar progreso y no limitarla, nuestro país tiene que dar el salto de ser una economía de “changarros”, subempleo, manufactura e informalidad a una economía que esté basada en el conocimiento, en la ciencia y en las ideas para ser una nación desarrollada. Otros países lo han logrado pensando en el largo plazo, nuestro país tiene con qué hacerlo pero desafortunadamente lo que más se desaprovecha es el capital humano que tenemos.

La mala administración en el Gobierno, en el hogar y en algunas empresas nos han llevado a creer que no tenemos solución a nuestros problemas, pero sí los tienen. Hace 30 años nuestro país se enfrentaba a grandes problemas de inflación, hoy ya hemos superado esa etapa pero enfrentamos problemas de inseguridad, estoy seguro que en los próximos años este problema tendrá solución si construimos un país basado en la ley. *Economista e investigador asociado de la FUNDEF

www.fundef.org.mx

www.jorgesancheztello.com

Twitter: @jorgeteilus

Se han terminado las fiestas decembrinas y es tiempo de encarar un 2016 que como cualquier otro, enfrenta importantes retos. Es importante reconocer que nuestro país vive un momento importante en estabilidad, con perspectivas favorables cimentadas en la estabilidad macroeconómica. Sin embargo, existen problemas fundamentales que resolver como son la situación de violencia en algunas zonas del país, definitivamente pienso que el municipio vive la más grande de sus crisis y se debe de fortalecer con nuevos esquemas de seguridad y de desarrollo económico.

México tiene que tener cuidado con las finanzas públicas para no endeudar de más al país, Pemex enfrenta su más grave crisis en más de 20 años, sus pérdidas superan los 20 mil millones de dólares, hay que darle autonomía y sanearla antes de que sea demasiado tarde y le ocurra lo mismo que a Luz y Fuerza.

En el mercado interno, mientras no se toque la estructura monopólica de la economía mexicana, habrá poco cambio en el crecimiento a largo plazo. Para el premio Nobel de Economía 2000, Heckman “México tiene una cultura política y económica de capitalismo de amigos, la cual ha protegido la creación de monopolios en el país”. Aunque hay que reconocer que se han realizado cambios que han permitido la reducción de precios en los sectores de telecomunicaciones y energético.

Ante las voces que sugieren que México imite a otros países de América Latina porque tienen una posición favorable para superar el subdesarrollo, están equivocados sobre todo porque hay países que están haciendo todo lo posible por destruir su economía como Argentina, Venezuela, Ecuador y Bolivia. En su momento se llegó a pensar que imitar a Brasil sería la mejor opción, hoy vemos que dicha nación atraviesa por problemas muy graves. La razón es muy simple, están regresando a políticas económicas que ya demostraron que fracasaron, como el proteccionismo, el prohibir el libre mercado, atacar la iniciativa privada y problemas de inflación.

Está comprobado que cuando los “políticos” intentan controlar el manejo económico de cualquier país se han provocado grandes catástrofes financieras y económicas. Lo que no han comprendido la mayoría de los políticos es que en economía si no se respetan: los derechos de propiedad, la libertad individual, la competencia, el manejo adecuado del gasto público sin necesidad de deuda, garantizar el Estado de Derecho, un país jamás va a poder dar certidumbre a la inversión privada la cual es uno de los motores importantes para el crecimiento económico. Para este 2016, la gran reforma pendiente es la de tener un Estado de Derecho, hasta que no lo tengamos el país seguirá en el estancamiento.

En economía se tiene que respetar la libertad individual para poder generar progreso y no limitarla, nuestro país tiene que dar el salto de ser una economía de “changarros”, subempleo, manufactura e informalidad a una economía que esté basada en el conocimiento, en la ciencia y en las ideas para ser una nación desarrollada. Otros países lo han logrado pensando en el largo plazo, nuestro país tiene con qué hacerlo pero desafortunadamente lo que más se desaprovecha es el capital humano que tenemos.

La mala administración en el Gobierno, en el hogar y en algunas empresas nos han llevado a creer que no tenemos solución a nuestros problemas, pero sí los tienen. Hace 30 años nuestro país se enfrentaba a grandes problemas de inflación, hoy ya hemos superado esa etapa pero enfrentamos problemas de inseguridad, estoy seguro que en los próximos años este problema tendrá solución si construimos un país basado en la ley. *Economista e investigador asociado de la FUNDEF

www.fundef.org.mx

www.jorgesancheztello.com

Twitter: @jorgeteilus

martes 21 de marzo de 2017

Paradigma Económico

lunes 13 de marzo de 2017

Paradigma Económico

lunes 06 de marzo de 2017

Paradigma Económico

lunes 27 de febrero de 2017

Paradigma Económico

lunes 20 de febrero de 2017

Paradigma Económico

lunes 13 de febrero de 2017

Paradigma Económico

lunes 06 de febrero de 2017

Paradigma Económico

lunes 23 de enero de 2017

Paradigma Económico

lunes 16 de enero de 2017

Paradigma Económico

lunes 09 de enero de 2017

Paradigma Económico

Cargar Más