/ miércoles 2 de octubre de 2019

Centro de Barrio | Los pajaros le tiran a las escopetas

Hace una semana en este mismo espacio analicé las posibles implicaciones de las pruebas piloto que hará la Secretaría de Movilidad en los Ejes 2 y 3 Poniente. Interpreté que lo que se instalaría sería un carril compartido entre autobús y bicicleta o bus – bici, y no un carril de bicicletas que opere de 7:00 a 19:00 horas. Para efectos de mi reflexión, las implicaciones son similares; para efectos de la operación, ahora tengo más diferencias con la Semovi (https://www.elsoldemexico.com.mx/analisis/ centro-de-barrio-pilotos-4227347.html).

En vez de precisar el dato y centrarse en las conclusiones, el secretario Andrés Lajous optó por reclamar que mi artículo estaba basado en datos falsos, lo cual me parece es una declaración excesiva. En la misma acusación señaló que otro artículo, que yo difundí, de Scott Jacobs, Héctor Cárdenas y Jorge Velázquez, según Lajoustambién está basado en datos falsos, que más bien eran imprecisiones, pero al final de cuentas evadió la tesis de estos autores: “Cuando se presenta una innovación beneficiosa, hay que monitorear y esperar hasta que surjan riesgos claros antes de intervenir. Dejar que la innovación madure.”

Pero mi reflexión no está del lado de la movilidad esta vez, sino de la actitud de un servidor público. Muchas veces dentro del gobierno se tiene más información o mayor precisión en la misma que lo que se alcanza a interpretar de boletines y notas de prensa. Si el público objetivo no tiene la información tan precisa, hay que hacer la aclaración. Si la información era fundamental para el análisis, éste va perdiendo validez y se puede reflexionar al respecto, no acusar o censurar.

Pero al mismo tiempo me preguntaría si lo que queremos son funcionarios “censores”, como Lajous, o más bien servidores públicos que deliberan con la sociedad.

El 31 de julio se difundió una grabación en la que Lajous reclamaba al director de una empresa “transnacional” (Mobike) que diera “retuit” a “Pasotti” (Virgilio Pasotti, un tenaz crítico que lo acusó de corrupto). Al día siguiente de la difusión de la grabación, fueron retiradas bicicletas de la empresa Mobike, y patines de Lime. La autoridad negó que fuera un acto de venganza en respuesta a la grabación. Sin embargo, con base en el oficio SSC/SCT/8315/2019, del Área de Transparencia de la Subsecretaría de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, se puede interpretar que sí lo fue: “De manera verbal el día 1 de agosto del año en curso, se les instruyó para que brindaran el apoyo a la Secretaría de Movilidad y a Invea, por ser acciones que se determinan el mismo momento (sic)”.

Me parece que Lajous no ha entendido su rol como funcionario, mucho menos como político. En el primer caso, su conducta tendría que ser neutra y valorar hechos concretos, en vez de descalificar ciudadanos; en el segundo, le urge sensibilidad y no transformar a sus aliados naturales, incluido yo, en adversarios.

Seamos francos, de los hechos concretos, no podemos interpretar que haya un compromiso del actual secretario con la movilidad sustentable. Las promesas auguran mucho más, sin duda, pero en tanto se concretan, Lajous y su equipo cercano debieran ser más abiertos a la crítica y no disfrazarse de perfectos.

Hace una semana en este mismo espacio analicé las posibles implicaciones de las pruebas piloto que hará la Secretaría de Movilidad en los Ejes 2 y 3 Poniente. Interpreté que lo que se instalaría sería un carril compartido entre autobús y bicicleta o bus – bici, y no un carril de bicicletas que opere de 7:00 a 19:00 horas. Para efectos de mi reflexión, las implicaciones son similares; para efectos de la operación, ahora tengo más diferencias con la Semovi (https://www.elsoldemexico.com.mx/analisis/ centro-de-barrio-pilotos-4227347.html).

En vez de precisar el dato y centrarse en las conclusiones, el secretario Andrés Lajous optó por reclamar que mi artículo estaba basado en datos falsos, lo cual me parece es una declaración excesiva. En la misma acusación señaló que otro artículo, que yo difundí, de Scott Jacobs, Héctor Cárdenas y Jorge Velázquez, según Lajoustambién está basado en datos falsos, que más bien eran imprecisiones, pero al final de cuentas evadió la tesis de estos autores: “Cuando se presenta una innovación beneficiosa, hay que monitorear y esperar hasta que surjan riesgos claros antes de intervenir. Dejar que la innovación madure.”

Pero mi reflexión no está del lado de la movilidad esta vez, sino de la actitud de un servidor público. Muchas veces dentro del gobierno se tiene más información o mayor precisión en la misma que lo que se alcanza a interpretar de boletines y notas de prensa. Si el público objetivo no tiene la información tan precisa, hay que hacer la aclaración. Si la información era fundamental para el análisis, éste va perdiendo validez y se puede reflexionar al respecto, no acusar o censurar.

Pero al mismo tiempo me preguntaría si lo que queremos son funcionarios “censores”, como Lajous, o más bien servidores públicos que deliberan con la sociedad.

El 31 de julio se difundió una grabación en la que Lajous reclamaba al director de una empresa “transnacional” (Mobike) que diera “retuit” a “Pasotti” (Virgilio Pasotti, un tenaz crítico que lo acusó de corrupto). Al día siguiente de la difusión de la grabación, fueron retiradas bicicletas de la empresa Mobike, y patines de Lime. La autoridad negó que fuera un acto de venganza en respuesta a la grabación. Sin embargo, con base en el oficio SSC/SCT/8315/2019, del Área de Transparencia de la Subsecretaría de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, se puede interpretar que sí lo fue: “De manera verbal el día 1 de agosto del año en curso, se les instruyó para que brindaran el apoyo a la Secretaría de Movilidad y a Invea, por ser acciones que se determinan el mismo momento (sic)”.

Me parece que Lajous no ha entendido su rol como funcionario, mucho menos como político. En el primer caso, su conducta tendría que ser neutra y valorar hechos concretos, en vez de descalificar ciudadanos; en el segundo, le urge sensibilidad y no transformar a sus aliados naturales, incluido yo, en adversarios.

Seamos francos, de los hechos concretos, no podemos interpretar que haya un compromiso del actual secretario con la movilidad sustentable. Las promesas auguran mucho más, sin duda, pero en tanto se concretan, Lajous y su equipo cercano debieran ser más abiertos a la crítica y no disfrazarse de perfectos.

miércoles 15 de enero de 2020

Centro de Barrio | Semovi-Zócalo

miércoles 18 de diciembre de 2019

Centro de Barrio | En casa del herrero

miércoles 11 de diciembre de 2019

A transbordar, pobretones del Sureste

miércoles 27 de noviembre de 2019

Centro de Barrio | Trolebuses panistas

miércoles 20 de noviembre de 2019

Centro de Barrio | Cómo calmar una ciudad

miércoles 13 de noviembre de 2019

Centro de Barrio | Autocomplacencias magulladas

miércoles 06 de noviembre de 2019

Centro de Barrio | El delito de jugar

miércoles 30 de octubre de 2019

Centro de Barrio | Echaleganismo gubernamental

Cargar Más