/ domingo 11 de agosto de 2019

Federación le falla a Guerrero

La implementación de políticas públicas no admite la aplicación del método experimental, ya que implica la utilización de recursos públicos que son limitados y la determinación en gran medida del destino de millones de personas y de un país.

La improvisación es el peor de los males que puede aquejar a una Nación.

Desde hace nueve meses el gobierno federal se hizo cargo por voluntad propia del programa de fertilizantes que desde hace 26 años venía aplicando localmente el gobierno de Guerrero, dirigido principalmente a campesinos que siembran maíz, frijol y arroz para el auto consumo en las siete regiones del Estado.

Desde que Héctor Astudillo Flores asumió la gubernatura, el programa venía funcionando gratuitamente, permitiendo con ello garantizar que las familias más necesitadas de Guerrero tuvieran el sustento básico garantizado. Se trató de una medida exitosa.

De buena voluntad, el Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador decidió federalizar el programa y dio instrucciones para que el insumo fuera distribuido lo antes posible y los campesinos contaran con él para la siembra, sin embargo, la incapacidad, insensibilidad, falta de conocimiento de la realidad del Estado de Guerrero y en algunos casos la mezquindad de los operadores han dejado a miles de campesinos sin fertilizante y con ello, sin la posibilidad de ofrecer a su familia el alimento básico.

Ésa es la magnitud que puede implicar un error gubernamental.

A pesar de que el gobierno local ofreció ayudar en todo lo necesario, la intención de centralizar todos los apoyos y medrar con su distribución por parte de los “servidores de la Nación”, provocó que el programa fracasara.

Y es que los llamados “servidores de la Nación” fueron encomendados para levantar el padrón de beneficiarios, sin embargo, ante la falta de avances echaron mano de los listados que ya existían de ProAgro Productivo, PIMAF y Bienestar Social, implicando un desapego de lo establecido en los Lineamientos de Operación y la Convocatoria del programa de fertilizantes.

Hasta el momento, no se conoce ese padrón ni cuántos de los 400 mil solicitantes cumplieron con los requisitos. Sin embargo, lo que sí se sabe es que miles de campesinos se manifiestan en Guerrero por la falta de fertilizante.

Ante ello, las autoridades de SEDATU y SEGALMEX buscan atender las quejas desde la Ciudad de México, haciendo que esos productores asuman costos de traslado y sufran horas de espera en las oficinas de los servidores públicos.

Ante los problemas que sufren sus paisanos, el Gobernador Héctor Astudillo ha pedido al Presidente de la República que el programa no se cierre, sino hasta que cumpla con las metas establecidas y atienda a todos los productores, a fin de que las semillas que ya tienen listas no se pierdan por la falta de fertilizante y puedan sembrar sus tierras.

Héctor Astudillo ha demostrado ser un gobernante serio, capaz y responsable en su labor de gobierno, y ha reiterado en todo momento su respeto y apoyo al Presidente de la República, quien lamentablemente no puede decir lo mismo de sus colaboradores que parecieran no estar enfocados a permitirle rendir buenas cuentas, sino medrar políticamente a su sombra.

camachovargas@prodigy.net.mx

@jlcamachov

La implementación de políticas públicas no admite la aplicación del método experimental, ya que implica la utilización de recursos públicos que son limitados y la determinación en gran medida del destino de millones de personas y de un país.

La improvisación es el peor de los males que puede aquejar a una Nación.

Desde hace nueve meses el gobierno federal se hizo cargo por voluntad propia del programa de fertilizantes que desde hace 26 años venía aplicando localmente el gobierno de Guerrero, dirigido principalmente a campesinos que siembran maíz, frijol y arroz para el auto consumo en las siete regiones del Estado.

Desde que Héctor Astudillo Flores asumió la gubernatura, el programa venía funcionando gratuitamente, permitiendo con ello garantizar que las familias más necesitadas de Guerrero tuvieran el sustento básico garantizado. Se trató de una medida exitosa.

De buena voluntad, el Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador decidió federalizar el programa y dio instrucciones para que el insumo fuera distribuido lo antes posible y los campesinos contaran con él para la siembra, sin embargo, la incapacidad, insensibilidad, falta de conocimiento de la realidad del Estado de Guerrero y en algunos casos la mezquindad de los operadores han dejado a miles de campesinos sin fertilizante y con ello, sin la posibilidad de ofrecer a su familia el alimento básico.

Ésa es la magnitud que puede implicar un error gubernamental.

A pesar de que el gobierno local ofreció ayudar en todo lo necesario, la intención de centralizar todos los apoyos y medrar con su distribución por parte de los “servidores de la Nación”, provocó que el programa fracasara.

Y es que los llamados “servidores de la Nación” fueron encomendados para levantar el padrón de beneficiarios, sin embargo, ante la falta de avances echaron mano de los listados que ya existían de ProAgro Productivo, PIMAF y Bienestar Social, implicando un desapego de lo establecido en los Lineamientos de Operación y la Convocatoria del programa de fertilizantes.

Hasta el momento, no se conoce ese padrón ni cuántos de los 400 mil solicitantes cumplieron con los requisitos. Sin embargo, lo que sí se sabe es que miles de campesinos se manifiestan en Guerrero por la falta de fertilizante.

Ante ello, las autoridades de SEDATU y SEGALMEX buscan atender las quejas desde la Ciudad de México, haciendo que esos productores asuman costos de traslado y sufran horas de espera en las oficinas de los servidores públicos.

Ante los problemas que sufren sus paisanos, el Gobernador Héctor Astudillo ha pedido al Presidente de la República que el programa no se cierre, sino hasta que cumpla con las metas establecidas y atienda a todos los productores, a fin de que las semillas que ya tienen listas no se pierdan por la falta de fertilizante y puedan sembrar sus tierras.

Héctor Astudillo ha demostrado ser un gobernante serio, capaz y responsable en su labor de gobierno, y ha reiterado en todo momento su respeto y apoyo al Presidente de la República, quien lamentablemente no puede decir lo mismo de sus colaboradores que parecieran no estar enfocados a permitirle rendir buenas cuentas, sino medrar políticamente a su sombra.

camachovargas@prodigy.net.mx

@jlcamachov

domingo 05 de julio de 2020

La autoridad del INE

domingo 21 de junio de 2020

La seguridad en la CDMX

domingo 14 de junio de 2020

Las prioridades de Alejandro Moreno

domingo 07 de junio de 2020

La vacuna del Ejército

domingo 31 de mayo de 2020

El liderazgo de Laura Rojas

domingo 24 de mayo de 2020

El guerrerense Añorve en el Senado

domingo 17 de mayo de 2020

Murat en las emergencias

domingo 03 de mayo de 2020

¿La Facultad de Derecho en línea?

Cargar Más