/ lunes 12 de octubre de 2020

Historia inconclusa

Morena continúa inmersa en el dramático proceso para elegir a sus nuevos dirigentes. El resultado de la encuesta organizada por el Instituto Nacional Electoral entre el 2 y el 8 de octubre registró un empate técnico entre Porfirio Muñoz Ledo, quien logró el 25.34% de apoyo, y Mario Delgado, quien obtuvo el 25.29%; lejos quedaron los demás contendientes. Si bien no hubo ganador sí hay una candidatura perdedora, la de Yeidckol Polevnsky ubicada hasta el cuarto lugar, con 16.61%, por debajo de Adriana Menéndez, quien alcanzó el 19.18% de preferencias.

\u0009Ante este sorpresivo resultado habrá una nueva encuesta entre los candidatos punteros todavía sin que se defina el plazo en el que se levantará ni las encuestadoras que lo harán. La tercera será la buena. Por el momento, lo único cierto en esta historia es que, conforme al criterio de equidad de género y dado que el próximo dirigente de Morena será hombre, la secretaria general será Citlali Hernández, quien obtuvo el 21.44% de apoyo en la encuesta, muy por encima de los demás aspirantes a ese cargo.

\u0009Sobre el empate técnico, los expertos contratados por el INE y algunos consejeros señalaron que los intervalos de confianza obtenidos por los dos aspirantes se empalmaron lo que no permitió definir con claridad al ganador y que el primer resultado, el de la encuesta de reconocimiento, solo es un dato y que es muy distinto preguntar si conocen a los aspirantes a saber a quién prefiere la militancia para dirigir. Traducido al español, Muñoz Ledo es el más popular, al menos el más conocido, pero para dirigir pues Mario Delgado lo empató, así de sencilo.

\u0009El ambiente post encuesta está aderezado por las expresiones de los punteros y de los grupos que los apoyan. Quienes coinciden con Porfirio Muñoz Ledo se preguntan sin respuesta cómo desapareció la ventaja que registraron en la primera encuesta. Porfirio se pronunció como ganador y dijo que rendirá protesta como lider del Partido en una actitud que encarece lo que sigue y cuestiona severamente el trabajo de la autoridad, en tanto Mario Delgado asumió el empate y reconoció el trabajo del INE y el apoyo de la militancia buscando ofrecer una cara de conciliación y de apertura.

\u0009En tanto se desahoga el siguiente capítulo de esta elección inconclusa, el proceso electoral continúa, las precampañas se acercan y, por lo tanto, los partidos deberán elegir a los candidatos que postularán para los 21 364 cargos en disputa. La confrontación por la dirigencia claramente está asociada a esa selección de candidatos y por eso el tamaño de la pugna interna, también está por delante el inicio de la sucesión y de quién será el candidato de Morena, pero de manera especial está en juego un intento por resolver con la tutoría del INE lo que internamente no lograron: un liderazgo fuerte, legítimo que le de rostro al partido mayoritario y articule un esfuerzo nacional para delinear la oferta política y programática que aún no existe, y cuya única expresión es la cuarta transformación que enarbola el presidente.

\u0009Hoy por hoy, Morena sigue sin dirigentes, el INE en la incomodidad de una elección atípica que se basa en instrumentos que no domina y con un proceso electoral que no se detiene en el marco de la pandemia. Y el sistema de partidos en una encrucijada donde todos están a prueba. Veremos que ocurre el 6 de junio de 2021 cuando se enfrenten al veredicto de las urnas. Un adelanto serán los comicios que el siguiente domingo habrá en Hidalgo y Coahuila.

Profesor en UP y UNAM. Especialista en temas electorales.

@MarcoBanos

Morena continúa inmersa en el dramático proceso para elegir a sus nuevos dirigentes. El resultado de la encuesta organizada por el Instituto Nacional Electoral entre el 2 y el 8 de octubre registró un empate técnico entre Porfirio Muñoz Ledo, quien logró el 25.34% de apoyo, y Mario Delgado, quien obtuvo el 25.29%; lejos quedaron los demás contendientes. Si bien no hubo ganador sí hay una candidatura perdedora, la de Yeidckol Polevnsky ubicada hasta el cuarto lugar, con 16.61%, por debajo de Adriana Menéndez, quien alcanzó el 19.18% de preferencias.

\u0009Ante este sorpresivo resultado habrá una nueva encuesta entre los candidatos punteros todavía sin que se defina el plazo en el que se levantará ni las encuestadoras que lo harán. La tercera será la buena. Por el momento, lo único cierto en esta historia es que, conforme al criterio de equidad de género y dado que el próximo dirigente de Morena será hombre, la secretaria general será Citlali Hernández, quien obtuvo el 21.44% de apoyo en la encuesta, muy por encima de los demás aspirantes a ese cargo.

\u0009Sobre el empate técnico, los expertos contratados por el INE y algunos consejeros señalaron que los intervalos de confianza obtenidos por los dos aspirantes se empalmaron lo que no permitió definir con claridad al ganador y que el primer resultado, el de la encuesta de reconocimiento, solo es un dato y que es muy distinto preguntar si conocen a los aspirantes a saber a quién prefiere la militancia para dirigir. Traducido al español, Muñoz Ledo es el más popular, al menos el más conocido, pero para dirigir pues Mario Delgado lo empató, así de sencilo.

\u0009El ambiente post encuesta está aderezado por las expresiones de los punteros y de los grupos que los apoyan. Quienes coinciden con Porfirio Muñoz Ledo se preguntan sin respuesta cómo desapareció la ventaja que registraron en la primera encuesta. Porfirio se pronunció como ganador y dijo que rendirá protesta como lider del Partido en una actitud que encarece lo que sigue y cuestiona severamente el trabajo de la autoridad, en tanto Mario Delgado asumió el empate y reconoció el trabajo del INE y el apoyo de la militancia buscando ofrecer una cara de conciliación y de apertura.

\u0009En tanto se desahoga el siguiente capítulo de esta elección inconclusa, el proceso electoral continúa, las precampañas se acercan y, por lo tanto, los partidos deberán elegir a los candidatos que postularán para los 21 364 cargos en disputa. La confrontación por la dirigencia claramente está asociada a esa selección de candidatos y por eso el tamaño de la pugna interna, también está por delante el inicio de la sucesión y de quién será el candidato de Morena, pero de manera especial está en juego un intento por resolver con la tutoría del INE lo que internamente no lograron: un liderazgo fuerte, legítimo que le de rostro al partido mayoritario y articule un esfuerzo nacional para delinear la oferta política y programática que aún no existe, y cuya única expresión es la cuarta transformación que enarbola el presidente.

\u0009Hoy por hoy, Morena sigue sin dirigentes, el INE en la incomodidad de una elección atípica que se basa en instrumentos que no domina y con un proceso electoral que no se detiene en el marco de la pandemia. Y el sistema de partidos en una encrucijada donde todos están a prueba. Veremos que ocurre el 6 de junio de 2021 cuando se enfrenten al veredicto de las urnas. Un adelanto serán los comicios que el siguiente domingo habrá en Hidalgo y Coahuila.

Profesor en UP y UNAM. Especialista en temas electorales.

@MarcoBanos

ÚLTIMASCOLUMNAS