/ martes 5 de julio de 2022

Violencia de género que no se ve en Sinaloa

Por Rocio Avendaño

La lucha contra la violencia de género no es un discurso más para simular, ni para salir en fotografías, las instituciones de seguridad pública en Sinaloa no respetan la igualdad de género, no hay más del 30% de mujeres en las corporaciones, y mucho menos en los puestos de jefaturas, direcciones, coordinaciones y secretarias, las mujeres no perciben el mismo sueldo por las mismas funciones, y no hay un clima laboral libre de discriminación.

Como colaboradora de Seguridad Pública hasta antes del 2019, algunos sinsabores recuerdo…

De las capacitaciones con perspectiva de género para las Secretarías y Direcciones de Seguridad Pública Estatal y de los municipios, no olvido algunos eventos; en una ocasión la resistencia de los policías para reconocer el derecho a la igualdad de las mujeres fue tan fuerte que uno de ellos tuvo la intención de golpearme, mientras que otros se pusieron de pie para intervenir ante cualquier reacción, acto seguido me impuse como autoridad del aula, e hice un llamado al orden para que el policía fuera retirado, el aludido guardo la calma y continuó tomando el curso, no hubo otro incidente, tampoco un acta que registrara lo acontecido, sucedió en Guasave.

En alguna de las ocasiones que acudimos a Mazatlán, al personal de limpieza les pidieron, de parte de la dirección, que usará los uniformes de sus compañeros y compañeras para que tomaran el curso por ellos (as), pues consideraron que el tema no era tan importante como para que los elementos policiales dejaran de realizar sus funciones durante 3 sesiones diarias y tomarán el curso.

En Ahome, Dignora Valdez se enteró del programa, y en uno de sus días francos, de descanso, decidió ir a tomarlo, aunque no estaba en la lista de las y los obligados de asistir; ahí la conocí, ahí me identifique con ella en su esfuerzo de que la igualdad entre mujeres y hombres fuera una realidad en las instituciones de seguridad pública, y en que no hay mujer ni perfil académico o laboral que escape de la violencia de género.

Dignora Valdez, policía tercero de Ahome, Sinaloa, licenciada en ciencias políticas, con más de 15 años de antigüedad en la corporación, condecorada con la medalla al mérito de la mujer Ahomense “Lore de la Vega” en la categoría de labor social, activista en la prevención de la violencia de género, fue excluida de las actividades incipientes que en coordinación realizamos con la Secretaría de Seguridad en su municipio para incorporar la perspectiva de género.

En el 2019, Dignora cumplió 36 horas de arresto en represalia a sus expresiones del viernes 08 de marzo contra la discriminación y violencia de género en las corporaciones policiales, durante un evento público del Instituto Municipal de las Mujeres.

Manuel Guillermo Chapman Moreno fue quien ordenó el arresto, hoy diputado federal plurinominal por MORENA; Carlos Francisco Ramírez Ponce, Director de Seguridad Pública municipal fue quien ejecutó el arresto, tal y como en conferencia de prensa lo dieron a conocer, en compañía de la Directora del Instituto Municipal de las Mujeres de Ahome, Clarissa Valdez Ruiz, en conferencia de prensa de 10 de marzo de 2019.

El rechazo y la condena de parte de las organizaciones civiles y de la sociedad hacia el arresto de Dignora fue tan intenso, como lo ha sido en estos últimos días cuando recibió la notificación sobre la resolución de la comisión de honor y justicia que la da de baja.

Dignora, durante años, ha tenido la valentía de señalar la misoginia, el machismo, el acoso y hostigamiento laboral y sexual en seguridad pública de Ahome, ello le ha valido la exclusión, el encarcelamiento, la persecución y la destitución. Desde este espacio decirle a Dignora, que también me solidarizo con su situación y cuenta con mi apoyo.

Al presidente de la Comisión de Honor y justicia de Secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Francisco Arias Ruano, le pregunto ¿cuántos casos han investigado y dado seguimiento de personal de seguridad pública denunciado por acoso u hostigamiento sexual? ¿o en cuántos casos, han tenido conocimiento de que personas que laboran en esa institución son violentadores en la familia, y que han hecho al respecto?

Dignora, cuántas veces ha alzado su voz, ha recibido una reprimenda, y los agresores que laboran en las instituciones de seguridad pública a lo largo y ancho del estado, ¿cuándo han sido investigados o recibido sanción?, por el contrario, hemos visto muchos lamentables casos donde las alertas rojas no fueron “identificadas” y hasta han sido protagonistas de feminicidios.

Integrante del Colectivo de Mujeres Activas Sinaloenses (CMAS)

Por Rocio Avendaño

La lucha contra la violencia de género no es un discurso más para simular, ni para salir en fotografías, las instituciones de seguridad pública en Sinaloa no respetan la igualdad de género, no hay más del 30% de mujeres en las corporaciones, y mucho menos en los puestos de jefaturas, direcciones, coordinaciones y secretarias, las mujeres no perciben el mismo sueldo por las mismas funciones, y no hay un clima laboral libre de discriminación.

Como colaboradora de Seguridad Pública hasta antes del 2019, algunos sinsabores recuerdo…

De las capacitaciones con perspectiva de género para las Secretarías y Direcciones de Seguridad Pública Estatal y de los municipios, no olvido algunos eventos; en una ocasión la resistencia de los policías para reconocer el derecho a la igualdad de las mujeres fue tan fuerte que uno de ellos tuvo la intención de golpearme, mientras que otros se pusieron de pie para intervenir ante cualquier reacción, acto seguido me impuse como autoridad del aula, e hice un llamado al orden para que el policía fuera retirado, el aludido guardo la calma y continuó tomando el curso, no hubo otro incidente, tampoco un acta que registrara lo acontecido, sucedió en Guasave.

En alguna de las ocasiones que acudimos a Mazatlán, al personal de limpieza les pidieron, de parte de la dirección, que usará los uniformes de sus compañeros y compañeras para que tomaran el curso por ellos (as), pues consideraron que el tema no era tan importante como para que los elementos policiales dejaran de realizar sus funciones durante 3 sesiones diarias y tomarán el curso.

En Ahome, Dignora Valdez se enteró del programa, y en uno de sus días francos, de descanso, decidió ir a tomarlo, aunque no estaba en la lista de las y los obligados de asistir; ahí la conocí, ahí me identifique con ella en su esfuerzo de que la igualdad entre mujeres y hombres fuera una realidad en las instituciones de seguridad pública, y en que no hay mujer ni perfil académico o laboral que escape de la violencia de género.

Dignora Valdez, policía tercero de Ahome, Sinaloa, licenciada en ciencias políticas, con más de 15 años de antigüedad en la corporación, condecorada con la medalla al mérito de la mujer Ahomense “Lore de la Vega” en la categoría de labor social, activista en la prevención de la violencia de género, fue excluida de las actividades incipientes que en coordinación realizamos con la Secretaría de Seguridad en su municipio para incorporar la perspectiva de género.

En el 2019, Dignora cumplió 36 horas de arresto en represalia a sus expresiones del viernes 08 de marzo contra la discriminación y violencia de género en las corporaciones policiales, durante un evento público del Instituto Municipal de las Mujeres.

Manuel Guillermo Chapman Moreno fue quien ordenó el arresto, hoy diputado federal plurinominal por MORENA; Carlos Francisco Ramírez Ponce, Director de Seguridad Pública municipal fue quien ejecutó el arresto, tal y como en conferencia de prensa lo dieron a conocer, en compañía de la Directora del Instituto Municipal de las Mujeres de Ahome, Clarissa Valdez Ruiz, en conferencia de prensa de 10 de marzo de 2019.

El rechazo y la condena de parte de las organizaciones civiles y de la sociedad hacia el arresto de Dignora fue tan intenso, como lo ha sido en estos últimos días cuando recibió la notificación sobre la resolución de la comisión de honor y justicia que la da de baja.

Dignora, durante años, ha tenido la valentía de señalar la misoginia, el machismo, el acoso y hostigamiento laboral y sexual en seguridad pública de Ahome, ello le ha valido la exclusión, el encarcelamiento, la persecución y la destitución. Desde este espacio decirle a Dignora, que también me solidarizo con su situación y cuenta con mi apoyo.

Al presidente de la Comisión de Honor y justicia de Secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Francisco Arias Ruano, le pregunto ¿cuántos casos han investigado y dado seguimiento de personal de seguridad pública denunciado por acoso u hostigamiento sexual? ¿o en cuántos casos, han tenido conocimiento de que personas que laboran en esa institución son violentadores en la familia, y que han hecho al respecto?

Dignora, cuántas veces ha alzado su voz, ha recibido una reprimenda, y los agresores que laboran en las instituciones de seguridad pública a lo largo y ancho del estado, ¿cuándo han sido investigados o recibido sanción?, por el contrario, hemos visto muchos lamentables casos donde las alertas rojas no fueron “identificadas” y hasta han sido protagonistas de feminicidios.

Integrante del Colectivo de Mujeres Activas Sinaloenses (CMAS)