/ martes 31 de marzo de 2020

La lucha de las trabajadoras del hogar

Por: Elisa Romano Zavala


El poder de las historias, reside en la capacidad de poner un nombre, un rostro, luz y color a los dolores cotidianos que ocasionan la vulneración de derechos. Las historias nos permiten pasar de lo abstracto, a lo particular, a entender a una persona y su lucha y poder conectar con ella. Movilizan la empatía que es esencial para generar comunidad.


Este es el poder que congregamos en “Mi Trabajo Cuenta”, una comunidad virtual impulsada por Nosotrxs y CACEH, en el que trabajadoras del hogar a nivel nacional escuchan y comparten anécdotas e historias, y encuentran información sobre sus derechos y cómo organizarse para exigirlos. En este espacio, han podido compartir sus historias de lucha por una vida libre de discriminación, de exigencia de salarios justos, de seguridad social para ellas y sus familias, de oportunidades de crecimiento profesional, de tiempo de descanso y recreación… Historias de lucha por lo mínimo indispensable para vivir dignamente. Aquí, es gracias a las historias que construimos comunidad.


Hoy conmemoramos la lucha histórica de las trabajadoras del hogar, por el reconocimiento y la garantía de sus derechos, a través de dos historias de integrantes de la comunidad de Mi Trabajo Cuenta. Dos, de entre miles que hemos recopilado, la de Angy Tentle y Nately Guzmán, orgullosas trabajadoras del hogar.


“Yo empecé a trabajar desde los 13 años, no ha sido fácil pero aún así sigo en lo mismo, he conocido empleadores de todo tipo y gracias a mi esfuerzo y mi fortaleza no me he detenido, sigo trabajando de planta aunque la vida se vaya en el trabajo. Gracias al trabajo, tenemos para mantener a los hijos darles lo necesario, ayudar a los papás o abuelos esa es la satisfacción que yo tengo en poder ayudar a mis seres queridos. Ser empleada del hogar no es fácil, es un trabajo pesado y es como tener doble familia, doble responsabilidad, estar al pendiente de los dos lados, de la misma manera con respeto y entrega”.


“Yo tontamente me casé muy joven, viví por 10 años violencia familiar y por miedo de que nunca había trabajado, no sabía cómo sacar a mis hijos adelante. Una doctora me tuvo la confianza, me dio trabajo, ella siempre me presentaba como la encargada de su casa porque todo le solucionaba, me enseñó hasta a poner inyecciones para cuidar a mi abuela que tiene cáncer, me daba la oportunidad de estar al pendiente de mis hijos. Ahora vivo y estoy agradecida con la vida desde que tuve que tomar la decisión de ser madre soltera y sacar a mis hijos adelante; uno ya está graduado y el otro, está en la secundaria gracias a esos empleos… Solo les digo que sí se puede salir adelante solas, como madres solteras y no aguantar ni un insulto ni golpe más. Ahora soy felizmente dedicada a mis hijos y a mi trabajo”.



La lucha sigue, porque la opresión permanece. Haremos sonar cada vez más fuerte sus historias, hasta que la omisión, se convierta en indignación y exigencia colectivas. 30 de marzo, día internacional de las trabajadoras del hogar.

Por: Elisa Romano Zavala


El poder de las historias, reside en la capacidad de poner un nombre, un rostro, luz y color a los dolores cotidianos que ocasionan la vulneración de derechos. Las historias nos permiten pasar de lo abstracto, a lo particular, a entender a una persona y su lucha y poder conectar con ella. Movilizan la empatía que es esencial para generar comunidad.


Este es el poder que congregamos en “Mi Trabajo Cuenta”, una comunidad virtual impulsada por Nosotrxs y CACEH, en el que trabajadoras del hogar a nivel nacional escuchan y comparten anécdotas e historias, y encuentran información sobre sus derechos y cómo organizarse para exigirlos. En este espacio, han podido compartir sus historias de lucha por una vida libre de discriminación, de exigencia de salarios justos, de seguridad social para ellas y sus familias, de oportunidades de crecimiento profesional, de tiempo de descanso y recreación… Historias de lucha por lo mínimo indispensable para vivir dignamente. Aquí, es gracias a las historias que construimos comunidad.


Hoy conmemoramos la lucha histórica de las trabajadoras del hogar, por el reconocimiento y la garantía de sus derechos, a través de dos historias de integrantes de la comunidad de Mi Trabajo Cuenta. Dos, de entre miles que hemos recopilado, la de Angy Tentle y Nately Guzmán, orgullosas trabajadoras del hogar.


“Yo empecé a trabajar desde los 13 años, no ha sido fácil pero aún así sigo en lo mismo, he conocido empleadores de todo tipo y gracias a mi esfuerzo y mi fortaleza no me he detenido, sigo trabajando de planta aunque la vida se vaya en el trabajo. Gracias al trabajo, tenemos para mantener a los hijos darles lo necesario, ayudar a los papás o abuelos esa es la satisfacción que yo tengo en poder ayudar a mis seres queridos. Ser empleada del hogar no es fácil, es un trabajo pesado y es como tener doble familia, doble responsabilidad, estar al pendiente de los dos lados, de la misma manera con respeto y entrega”.


“Yo tontamente me casé muy joven, viví por 10 años violencia familiar y por miedo de que nunca había trabajado, no sabía cómo sacar a mis hijos adelante. Una doctora me tuvo la confianza, me dio trabajo, ella siempre me presentaba como la encargada de su casa porque todo le solucionaba, me enseñó hasta a poner inyecciones para cuidar a mi abuela que tiene cáncer, me daba la oportunidad de estar al pendiente de mis hijos. Ahora vivo y estoy agradecida con la vida desde que tuve que tomar la decisión de ser madre soltera y sacar a mis hijos adelante; uno ya está graduado y el otro, está en la secundaria gracias a esos empleos… Solo les digo que sí se puede salir adelante solas, como madres solteras y no aguantar ni un insulto ni golpe más. Ahora soy felizmente dedicada a mis hijos y a mi trabajo”.



La lucha sigue, porque la opresión permanece. Haremos sonar cada vez más fuerte sus historias, hasta que la omisión, se convierta en indignación y exigencia colectivas. 30 de marzo, día internacional de las trabajadoras del hogar.

miércoles 22 de julio de 2020

Nos urge un #IngresoVital

martes 23 de junio de 2020

Por un ingreso durante la emergencia

martes 12 de mayo de 2020

Aplanemos la curva de la desigualdad

martes 28 de abril de 2020

Trabajadoras del hogar y Covid-19

martes 31 de marzo de 2020

La lucha de las trabajadoras del hogar

miércoles 19 de febrero de 2020

Ciudadanos contra desabasto de medicinas

Cargar Más